lunes, 7 de mayo de 2018

La Conselleria asume el compromiso de mejorar la seguridad en la CV-50 a su paso por Vilamarxant


+ TURIA | Representantes del equipo de gobierno del Ayuntamiento local se han reunido con el subdirector general de Movilidad de la Dirección de Obras Públicas de la Generalitat
El Ayuntamiento de Vilamarxant ha mantenido una reunión con representantes de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio para reiterar en su demanda de mejoras de seguridad en la CV-50, a su paso por el municipio, que permitan solucionar los problemas más urgentes y que más preocupan a los vecinos y vecinas de Vilamarxant y que no pueden ser acometidas por el consistorio al ser de competencia autonómica.

A la cita acudieron el alcalde de Vilamarxant, Jesús Montesinos; el segundo teniente de Alcalde, Eliseo Sanz; el concejal de Medio Ambiente y Deportes, Manolo Bernad; el arquitecto municipal, Ignacio Docavo; el diputado en les Corts y vecino de Vilamarxant, Juan Ponce; y el subdirector general de Movilidad de la Dirección de Obras Públicas de la Generalitat, Josep Llim.
Un tema muy demandado por el vecindario y que se puso encima de la mesa fue la necesidad de más pasos de peatones en la CV-50. Una demanda que el equipo de gobierno ya ha hecho llegar a la Conselleria en reiteradas ocasiones y que es considerada como necesaria y urgente, sobre todo, en la zona de la entrada desde Cheste. El subdirector de Movilidad comunicó a los representantes municipales que tratará que, antes del verano, esté hecho un estudio en el que se incluirá la señalización necesaria, la inclusión de un badén largo para reducir la velocidad y una acera a la izquierda para aumentar la visibilidad.
También se comentó la posibilidad de unir las dos partes del Polígono Industrial Enchilagar del Rullo con pasos de peatones, uno a cada lado de la rotonda, para facilitar el desplazamiento dentro del Polígono Industrial. La Conselleria lo plantea como una actuación posible a realizar.
Otro tema expuesto fue el problema que está registrándose, desde hace mucho tiempo, por los atropellos de fauna salvaje que tienen lugar en esta vía. Desde el consistorio se comentó la posibilidad de hacer pasos de fauna, a pesar de ser conscientes de que se trata de una solución complicada a la hora de materializarse a corto plazo. Así que se llegó a un compromiso provisional para aumentar la señalización y ver si se consigue disminuir la velocidad del paso de los vehículos por los tramos donde se producen más siniestros.
Otros temas tratados en la reunión
Además de estos temas considerados urgentes, desde el equipo de gobierno se preguntó por las posibles soluciones a otras incidencias, como por ejemplo la mejora de la iluminación en los pasos de peatones, la revisión de su ubicación y la accesibilidad para las personas con movilidad reducida. Desde Conselleria se comprometieron a estudiar estas propuestas para dar una solución cuando antes.
Por último, se planteó la posibilidad de abrir una entrada al río Túria, en la CV-50 por el margen derecho desde el pueblo. Josep Llim informó que desde la entidad autonómica no habría ningún problema en materializarlo, siempre que cuente con el visto bueno del director del Parque. El concejal de Medio Ambiente, Manolo Bernad, informó que esa consulta ya estaba hecha y que también es una solución considerada como oportuna por la dirección del parque para reducir el riesgo de accidentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario