miércoles, 9 de mayo de 2018

Corcolilla se prepara para honrar a la Virgen de la Rosa


+ TURIA | La aldea de Alpuente celebra este fin de semana sus tradicionales y populares festejos de primavera
En el año 1614, según las crónicas, se produjo en Alpuente un hecho trascendental para el rumbo del proceso socio-cívico-religioso de la localidad: el hallazgo de la imagen de la Santísima Virgen de la Consolación, patrona del municipio y sus aldeas. 

El hallazgo, según se cuenta, se produjo al abrir una sepultura en el cementerio viejo de la Villa, junto a la Arciprestal de Alpuente. La imagen, una de las más antiguas de la Comunitat Valenciana (está datada en el siglo XIII) se trasladó a la Parroquia de Corcolilla, conteniendo en su interior una reliquia de San Juan Bautista.
Fiesta religiosa y "pagana"
Desde entonces, y con las miradas puestas en esta historia y su tradición, la aldea de Corcolilla celebra el segundo domingo de mayo de cada año sus fiestas de primavera. Unas fiestas en honor a la Virgen de la Rosa (como se conoce popularmente a esta advocación) y que tienen, como siempre, doble vertiente, una religiosa y otra más mundana.
Para ir abriendo boca, la comisión de festejos de Corcolilla ha preparado para la noche del sábado una doble propuesta, con un Quinto y Tapa para disfrutar de Eurovisión y posterior baile amenizado con DJ.
Punto de partida para los actos del domingo que tendrán en la patrona su "razón de ser". Misa solemne por la mañana y rosario y procesión con ofrenda floral por la tarde.
Se trata de una de las citas inexcusables para acercarse a este pequeño municipio del Alto Turia que, como tantos otros, tiene en las paradas litúrgicas y festivas del calendario un punto de encuentro para vecinos e hijos pródigos que aprovechan los festejos, excusa de peso, para volver al pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario