miércoles, 25 de abril de 2018

Titaguas prepara la fiesta de Los Mayos


+ TURIA | El próximo fin de semana se celebra esta arraigada tradición local, con los quintos y la rondalla
 “Bienvenido mayo, bienvenido sea,…” así comienza una de las estrofas de Los Mayos, una de las tradiciones que como casi todas las que se celebran en Titaguas, goza siempre de gran éxito de participación.

A la letra continua una melodía característica que suena con las guitarras, bandurrias y demás instrumentos de cuerda, que hacen sonar los miembros de la rondalla. La música suena y son los quintos quien lleva la voz cantante.
“Antes eran muchos y se turnaban, ahora cada vez hay menos quintos, pero todos los años, cerca de final de abril, no falta quien cante Los Mayos”, comenta un vecino de Titaguas.
Y es que la tradición se lleva por dentro y todos, ya sean vecinos, allegados, veraneantes,… si están en el año de cumplir los 19 años, van a ser quintos. Con ello, y a pesar que ya nos e hace la mili, tanto chicos, como chicas, cantarán las albadas en Nochebuena, saldrán a pedir el día de Pascua y cantarán los Mayos, el fin de semana más cerca del primero de mayo. Este año, será el día 28 de abril cuando se canten.
Primero los vecinos, los quintos y la rondalla acudirán a la puerta de la iglesia para cantar el mayo a la Virgen. Se trata de una melodía característica y una letra en la que se destaca las bondades marianas. El siguiente Mayo se canta a las mozas. Las quintas se ponen en alto, en un lugar visible y ya suena la melodía.
En esta ocasión la letra varía, y se suele resaltar la belleza femenina, como parte del inicio de un cortejo que tendrá su continuación en el baile de Los mayos, cuando es obligatorio que bailen juntos las parejas de mayos que se han establecido.
Pero para ver las parejas, aún habrá que rondar en la madrugada por las calles de Titaguas y llegar hasta la Plaza de la Olivera, donde los mozos cantan a las mozas y las mozas a los mozos, sendos mayos, que tienen un carácter más creativo, divertido e incluso con tintes más verdes, que provocarán la risa de los asistentes. Se suelten dignificar las faltas e hiperbolizar los defectos, pero todo está permitido, porque tanto las mozas, como los mozos, ya saben que forma parte de la broma y de la tradición. 
Y por fin “se planta el mayo”, que es emparejar a los quintos y quintas, así como a sus amigos, de manera divertida, de manera que tenga que bailar la más alta con el más delgado, la más enérgica y echada para adelante, con el más tranquilo y reservado…
No se puede decir que Los Mayos sean la antesala de los programas y aplicaciones de encontrar pareja, pero sí se puede decir que es una fiesta de primavera, que se vive en la calle y que disfruta en Titaguas el próximo sábado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario