jueves, 15 de marzo de 2018

Una falla para ahuyentar tempestades en Calles


+ TURIA | Los alumnos del colegio local disfrutaron de una jornada fallera con todos los elementos que marca la tradición
Con un ojo en el cielo (que finalmente no quiso aguar la fiesta) los alumnos del colegio Poeta Miguel Hernández, de Calles, disfrutaron este miércoles de su particular fiesta de Fallas. 

Una jornada en la que no faltó detalle gracias a la colaboración del centro y el AMPA y que arrancó, como no podía ser de otra manera, con la tradicional ‘despertà’, un pasacalles urbano donde los jóvenes, a golpe de tambor, campanilla, pandereta o la siempre socorrida cacerola, fueron “levantando” con buen humor a todo el vecindario anunciando el inicio de la fiesta fallera.
Para recuperar fuerzas e ir calentando motores, la Asociación de Madres y Padres de la escuela repartió churros, buñuelos y chocolate para todos los presentes. Acto seguido se llevó a cabo un taller de pines y otro de seguridad para tirar petardos.
A las 12:30 h., con las previsiones climatológicas anunciando lluvia, se decidió adelantar la ‘cremà’ del monumento fallero, un divertido homenaje a la fauna valenciana, que abrió el camino además para un "tren fallero" de disfraces cargado de buen humor. Se abre así un nuevo año fallero en una actividad que es ya toda una tradición de estos días en el centro callejano.
Los adultos tendrán su pequeña fiesta fallera en la jornada de este viernes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario