lunes, 5 de marzo de 2018

Metrovalencia limita la velocidad en la L9 a Riba-roja a su paso por las obras del nuevo apeadero de València La Vella


+ TURIA | Obras Públicas prevé finalizar la construcción de esta nueva infraestructura en el Camp de Túria para el mes de mayo
Metrovalencia ha limitado la velocidad de 80 a 50 kilómetros por hora de los trenes de la Línea 9 (Alboraya Peris Aragó - Riba-roja de Túria) a su paso por las obras del nuevo apeadero de València La Vella y ha instalado señales provisionales con balizas de Frenado Automático Puntual (FAP) para garantizar la seguridad de unos trabajos que se iniciaron en diciembre y que se prevén concluir en mayo.

Metrovalencia ha limitado la velocidad de 80 a 50 kilómetros por hora de los trenes de la Línea 9 (Alboraya Peris Aragó - Riba-roja de Túria) a su paso por las obras del nuevo apeadero de València La Vella y ha instalado señales provisionales con balizas de Frenado Automático Puntual (FAP) para garantizar la seguridad de unos trabajos que se iniciaron en diciembre y que se prevén concluir en mayo.
La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio está ejecutando el proyecto, a financiar entre la administración autonómica y el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria.
Con esta actuación, el departamento que dirige María José Salvador da respuesta a una "reivindicación histórica" de los vecinos de este municipio de habilitar una parada para mejorar la movilidad municipal y metropolitana, además de dar mejor servicio a la urbanización de "València la Vella y su entorno.
En la actualidad, y una vez construida una caseta de uso interno, se están acometiendo distintas canalizaciones e instalando nuevas arquetas, al tiempo que se comienza a construir el andén de noche para no interrumpir la circulación ferroviaria.
El nuevo apeadero de ‘València la Vella’
Las obras consisten en la ejecución de un nuevo apeadero en la Línea 9 de Metrovalencia en el extremo sur de la urbanización València La Vella. Con este objetivo, se ha diseñado un andén situado en el margen norte de la vía, al lado de la urbanización, de 90 metros de longitud y una anchura de 4 metros, que estará situado a 2.205 metros de la parada de Masia de Traver y a 1.380 metros de la de La Presa.
Las características de todos los elementos de pavimentación, mobiliario, señalética, parada, etcétera, son iguales a los instalados en el resto de la Línea 9 de esa zona para mantener una coherencia estética y funcional con las otras paradas, además de garantizar la completa accesibilidad al andén con una rampa de suave pendiente y plataformas para Personas de Movilidad Reducida (PMR) entre el andén y el material móvil.
La actuación se completa mediante la instalación de alumbrado, cámaras de circuito cerrado de televisión, interfono, validadora, megafonía, señalética y mobiliario urbano. Entre estos últimos elementos destaca una marquesina de hormigón blanco que resaltará la actuación.
Asimismo, se ha previsto el ajardinamiento del entorno al andén y la creación de una zona de aparcamiento de 38 plazas mediante el acondicionamiento de los viales adyacentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario