domingo, 25 de febrero de 2018

Los vecinos de Chelva recuperan la tradición fallera de la localidad

+ TURIA | Tras dos años de recopilación de información y tres meses de trabajo, se va a plantar la falla homenaje a los oficios | Los próximos 9 y 10 de marzo será la plantà y la cremà
En Chelva todos los años se planta y quema la falla de la residencia de ancianos y la que elabora el colegio de infantil y primaria, junto con el AMPA y el profesorado, dentro de una programación de actividades, pero no siguiendo una tradición, como la que parece que sí había y se recuerda, a principios del siglo XX.

En concreto, la suegra de Bienvenida Peñalver, nacida en 1924 tenía el conocimiento que se hacía y se plantaba falla, cuando ella era pequeña. De tal modo que la nuera, que se autodeclara fan de la fiesta de las fallas, decidió usar las nuevas tecnologías y así enviar un mensaje a vecinos y conocidos del pueblo para buscar todo tipo de información.
Rápidamente recibió fotos y testimonios de chelvanos que recordaban la tradición fallera en la localidad del Alto Turia. Ello contribuyó en la motivación por recuperar la tradición que Bienve, como se la conoce en Chelva, siempre ha tenido. Además ella viene de familia de pirotécnica y fue fallera mayor en el año 1971 de Cuba Buenos Aires.
La ilusión le llevó a proponer al Ayuntamiento recuperar la fiesta fallera y la institución acogió de muy buen grado la iniciativa. Solo quedaba ponerla en marcha y así, poco a poco fue hablando con los vecinos del Arrabal, uno de los barrios de Chelva, y desde diciembre se viene dando forma a la falla de Chelva 2018.
La temática serán los oficios tradicionales y es debido a la curiosidad de haber encontrado muchas labores entre la documentación que han recuperado. Los ninots son de tela, rellenos con material reciclable y en su elaboración ha contribuido todo aquel que ha querido participar en la Falla de Chelva.
El buen ambiente y la ilusión han sido las notas dominantes en esta experiencia y por ello se anuncia un punto de partida, este año, para continuar con la falla, incluso con la creación de una comisión. De momento los actos se celebrarán el fin de semana del 9 y 10 de marzo, con la plantà y la cremà.
La recuperación de la falla está suponiendo un aliciente para los vecinos que estarán encantados de hacer grande la fiesta y que la vienen disfrutando, pero en Valencia, por ejemplo con su banda o con su pólvora.
La falla supone un recurso más de la localidad que ya cuenta con muchos servicios turísticos, que responden a la demanda por conocer la Ruta del Agua, acercarse a la Peña Cortada,  la Playeta y la zona del Molino Puerto, o disfrutar de su gastronomía, donde destaca el embutido serrano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario