jueves, 15 de febrero de 2018

La Generalitat amplía la protección de la Vallesa entre l'Horta y el Camp de Túria para evitar agresiones sobre su ecosistema

+ TURIA | El área afectada quedará declarada como área de régimen especial
La Conselleria de Medio Ambiente ha ampliado la protección sobre el bosque de la Vallesa, situado entre los términos de Paterna y Riba-roja de Túria, al incluirlo como área de régimen especial (ARE) por las indudables condiciones que presenta su ecosistema así como los valores que se establecen en su embalse que se rige por el convenio de colaboración entre la Generalitat Valenciana y el grupo de propietarios del mismo.

Incluida en el Parque Natural del Túria desde el año 2015, la Vallesa constituye una relevancia especial en cuanto a edificios, instalaciones y terrenos vinculados al mismo parque cuyo cuidado durante años ha permitido la conservación de valores ecológicos, paisajísticos y culturales muy significativos para el conjunto del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN).   
La protección sobre la Vallesa se enmarca en la actuación del Gobierno del Botànic por aumentar el espacio incluido en el parque del Túria así como su apuesta por evitar posibles planes urbanísticos o determinadas agresiones sobre el medio ambiente de este enclave que se adentra entre los términos municipales de 14 municipios comprendidos entre las comarcas de l'Horta, Camp de Túria y la Hoya: Cheste, l'Eliana, Llíria, Manises, Mislata, Paterna, Pedralba, Quart de Poblet, Riba-roja de Túria, Benaguasil, San Antonio de Benagéber, Vilamarxant y Valencia.
La actuación sobre la Vallesa se añade a la que la Generalitat ha efectuado sobre los terrenos del paraje de Porxinos, en Riba-roja de Túria, donde una empresa privada auspiciada por el Valencia pretendía construir 2.800 chalés, un campo de golf y una ciudad deportiva sobre una superficie total de 1'6 millones de metros cuadrados pero que la iniciativa autonómica lo impedirá al declararlo suelo forestal y agrícola no urbanizable.
La nueva calificación adoptada por la Generalitat Valenciana sobre el bosque de la Vallesa de Mandor tiene en cuenta la regulación de sus principales características y propiedades ambientales, entre las que destacan la regulación y la mejora de sus aguas que reciben, actualmente, aporten añadidos procedentes del sistema de aguas residuales de la depurado del Camp de Túria 1.
Con la nueva modificación, el Porn del Parque del Túria se amplía con 6.933 hectáreas que se unirán a las 9.844 actuales de forma que, tras el proceso de tramitación administrativa del plan, quedará fijado en un total de 16.777 hectáreas, es decir, un 70'4% de incremento global, con la incorporación de nuevas áreas de interés ecológico, entre ellos el paraje de Porxinos de Riba-roja de Túria o la Vallesa. 
De esta forma, la nueva ordenación planteada por la Generalitat impedirá cualquier tipo de actuación urbanística en la zona de Porxinos o en la Vallesa con el objetivo de mantener y conservar sus rasgos originales en el que también se añaden otros recursos naturales como los parques de les Rodanes y los Calderones, entre las que destacan las cuevas catalogadas que se hallan en su interior.   
La iniciativa de la Generalitat Valenciana sobre la Vallesa se complementa con el plan del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria de reutilizar hasta 5 millones de metros cúbicos de aguas residuales que se generan actualmente cada año en esta localidad para destinarlos, una vez tratadas, en un instrumento eficaz en su lucha contra los incendios en la Vallesa así como en las áreas adyacentes.   

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha subrayado "el enorme esfuerzo que se está realizando desde la Generalitat Valenciana en esta legislatura en una acción decidida por proteger los pulmones verdes claves en las estructuras de los municipios que constituyen la ribera del parque natural del Túria, cuya extensión constituye una de las joyas naturales más importantes de la Comunitat".

No hay comentarios:

Publicar un comentario