viernes, 5 de enero de 2018

La Serranía y el Rincón de Ademuz mejoran calles y espacios deportivos con la ayuda de la Diputación

+ TURIA | Los alcaldes y alcaldesas de estas dos comarcas han decidido destinar gran parte de los 1,7 millones de euros de inversión del IFS 2017 a actuaciones de reurbanización de sus vías públicas | Las corporaciones locales también han priorizado la mejora de instalaciones deportivas así como las obras relacionadas con el agua
La Diputació de València ha invertido 1.695.144 euros en las comarcas de Los Serranos y el Rincón de Ademuz a través del plan de Inversiones Financieramente Sostenibles de 2017, del que acaba de conocerse el listado de proyectos a ejecutar durante el presente año. En el caso de estos dos territorios, las principales inversiones han ido a parar a la reurbanización de vías públicas, la mejora de instalaciones deportivas y actuaciones relacionadas con el ciclo del agua.

En total han sido más de 20 millones de euros los que se han repartido por toda la provincia a través de esta línea de ayudas, la tercera de este tipo en lo que va de legislatura. La Diputació cumple así con una reivindicación histórica en materia de financiación: todos los municipios valencianos podrán “asumir competencias y demostrar su responsabilidad en respuesta a la autonomía que siempre decimos que deben tener”, ha defendido el presidente de la corporación provincial, Jorge Rodríguez.
En el caso concreto del Rincón de Ademuz, la obra de mayor importe será la repavimentación de la calle Príncipe de Asturias de Torrebaja, por un total de 50.961 euros. A esta le sigue la reparación de un camino en Castielfabib, por 50.128 euros; el acondicionamiento del edificio multiusos ‘El Horno’ de la Puebla de San Miguel, por 49.215 euros; la sustitución de una parte de la red de agua potable en Casas Bajas, por 48.550 euros; y la reurbanización de la calle Calderas, en Ademuz, por un importe de 45.653 euros.
Ya en la comarca de Los Serranos, se ha prestado una especial atención a las instalaciones deportivas, como es el caso del polideportivo municipal de Chelva, que acondicionará su recinto con los 94.997 euros de la Diputació de València, la mayor de las inversiones en esta zona de interior.
El municipio de Tuéjar, por su parte, destinará 78.399 euros a arreglar caminos en mal estado, mientras que Chulilla acometerá distintas obras de reparación en su piscina municipal por 73.879 euros. Con 70.249 euros Benagéber construirá un nuevo depósito de agua potable y mejorará los existentes, y con una inversión de 62.724 euros Titaguas adecuará y ampliará su espacio reservado a la práctica deportiva. DESCARGAR LISTADO DE INVERSIONES
Criterios claros y objetivos
Este tercer IFS fue aprobado en el mes de julio y los ayuntamientos tuvieron de plazo hasta finales de septiembre para presentar los proyectos a ejecutar en cada una de las localidades de las comarcas valencianas que cumplan con el requisito de tener menos de 50.000 habitantes. Los criterios a la hora de determinar el reparto de fondos han sido los mismos que se emplearon en el plan de Servicios y Obras Municipales (SOM).
De esta forma, a cada municipio le ha correspondido una cantidad fija y otra variable en función de criterios como el número de habitantes, que pondera un 30%; el coste efectivo de los servicios; la superficie (10%); la tasa de desempleo (10%); los núcleos de población separados, como aldeas y pedanías (4%); y la pertenencia al Pacto de Alcaldías con actuaciones contra el cambio climático (3%).

La intención de este plan vuelve a ser, por tanto, la de reforzar la apuesta de la Diputació de València por dotar de autonomía a los alcaldes y alcaldesas de la provincia, que son, como asegura el presidente de la corporación provincial, “los que mejor conocen las necesidades de sus vecinos”. “Con este nuevo modelo de reparto de ayudas, en esta diputación se ha acabado con los planes teledirigidos que estaban al margen de criterios reales y objetivos”, ha destacado Rodríguez. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario