sábado, 20 de enero de 2018

Fivatruf abre sus puertas como el mejor escaparate para la trufa de Andilla

+ TURIA | Cientos de personas secundan una propuesta que pone de relieve el valor dinamizador de este producto gastronómico de la Serranía | La feria estará abierta hasta el mediodía de este domingo en el recinto ferial de La Pobleta
Jornada histórica la vivida en la mañana de este sábado en La Pobleta, aldea de Andilla, que se ha convertido en epicentro de la truficultura valenciana en la primera edición de Fivatruf, la primera feria de la trufa negra que tiene en este municipio de la Serranía una de sus principales tierras de cultivo y recolección.

Fivatruf es una apuesta de largo recorrido del Ayuntamiento de Andilla, que ha decidido apostar por este producto de la alta cocina, el ‘tuber melanosporum’ o trufa negra de invierno, como elemento dinamizador tanto a nivel cultural como económico y base para el asiento de población en este territorio del interior de la provincia.
Así lo ha puesto de manifiesto la alcaldesa de la localidad, Consuelo Alfonso, que junto a Francisco Molina, Director Territorial de Presidencia de la Generalitat, y una nutrida representación institucional de alcaldes de la zona, han inaugurado esta mañana la primera edición de Fivatruf en el recinto ferial de La Pobleta.
“Este es un proyecto muy importante no solo para Andilla”, ha explicado la primer edil del municipio, “sino para toda la comarca. Queremos que esto sea el inicio de un proyecto económico para mantener vivos nuestros pueblos”
“Nuestro objetivo es poner en valor un producto que ya antes era conocido pero que no se le había dado la suficiente importancia como elemento de dinamización económica para el municipio, sus aldeas y su comarca”.
“Hay que quitar el mito de la trufa como un producto de mesas exclusivas”, ha finalizado la alcaldesa, “Esta feria sirve para demostrar que este producto puede ser utilizado en cualquier cocina ya que conjuga con cualquier gastronomía”
Un fin de semana para saborear la tierra
Una quincena de expositores y productores llegados de diferentes puntos de la geografía nacional han llenado el recinto ferial con el inconfundible aroma de la trufa, como símbolo presente de la Feria, producto principal de las diferentes degustaciones a precios populares que pueden saborearse a lo largo de todo el fin de semana.
Ponencias sobre el desarrollo y futuro de la truficultura, demostraciones de “caza de trufa” con perro, talleres infantiles, show cookings… conforman las propuestas a lo largo del fin de semana, programación de la que ya han podido disfrutar los cientos de personas que han llenado el recinto ferial preparado para la ocasión.
Pioneros en la apuesta por la trufa
“Este es el resultado de un sueño”, ha explicado Francisco Molina, delegado de Presidencia en su discurso de apertura, “de un sueño trabajado a conciencia, que el pueblo de Andilla ha llevado a cabo y que fructifica en esta primera Feria de la Trufa, que es la primera piedra de un futuro a largo plazo para la comarca”
También en una ocasión como esta no podía faltar el homenaje a Ernesto Enguídanos, andillano que hace medio siglo decidió apostar por la introducción del cultivo de la trufa en la localidad y que en la actualidad preside la Asociación de Truficultores de la Comunidad Valenciana, con sede precisamente en Andilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario