jueves, 25 de enero de 2018

Continúan las denuncias en las zonas altas del Turia por la presencia de avionetas anti-tormentas

+ TURIA | Vecinos del Rincón siguen elevando la voz de alerta ante la posible “siembra” de las nubes con yoduro de plata para deshacer el pedrisco y que podría estar provocando la escasez de lluvias
FOTOGRAFÍAS : MAS DE JACINTO | RINCÓN DE ADEMUZ | Cristina Villalba
Vecinos del Rincón de Ademuz se están sumando en los últimos días a las campañas de denuncia por la presunta presencia de avionetas antitormentas sobre los cielos de la comarca, un tema que desde algunas instancias gubernamentales tachan de “leyenda” pero que, a juzgar por las imágenes que están trascendiendo en la zona, parecen cada vez más un hecho real que está sucediendo en estos momentos.

Las imágenes de esta noticia fueron captadas en el límite provincial entre Valencia y Teruel en el Rincón y se añaden a las denuncias que desde algunas asociaciones como la plataforma ‘¿Quién seca nuestros campos?’ están llevando a cabo en la zona.
Según estas agrupaciones los últimos frentes, que han dejado precipitaciones en forma de lluvia y nieve en buena parte del territorio nacional, han pasado prácticamente desapercibidos en las zonas del interior de Teruel.
La plataforma se pregunta por qué se deshacen los frentes cuando llegan a lo que se denomina la ‘Celtiberia’. Por eso vuelven a reclamar a las autoridades que investiguen los vuelos ilegales que se producen los días previos al anuncio de un temporal.
Asamblea en Molina de Aragón
El salón de Molina de Aragón (Guadalajara) donde se ha celebrado una asamblea informativa para conocer el estudio del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) sobre la pluviometría en el entorno de la laguna de Gallocanta se ha quedado pequeño para acoger al público interesado. Unas doscientas personas llegadas de la comarca donde confluyen las provincias de Teruel, Zaragoza y Guadalajara han escuchado las explicaciones de los expertos del IGME que investigan la hidrogeología del entorno lagunar y las precipitaciones en un radio de 100 kilómetros.
Entre los aspectos que investiga el IGME, destaca la posible relación entre los sistema de lucha antigranizo y la fuerte sequía que padece la zona. Mientras cientos de vecinos aseguran que la vinculación entre la siembra de las nubes con yoduro de plata para deshacer el pedrisco y la escasez de lluvia existe, desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) afirman que no hay ninguna prueba científica de tal relación. La Administración cuestiona la misma existencia de los vuelos antigranizo.
Los resultados del proyecto científico no se conocerán hasta dentro de un año. Uno de los participantes, Jesús Causapé, ha explicado que los resultados se comunicarán tanto a la Plataforma '¿Quién Seca Nuestros Campos?' como al consorcio para la lucha contra el granizo. Causapé ha señalado que la asamblea de Molina ha evidenciado la gran inquietud social que existe sobre la sequía y su posible relación con la siembra de las nubes de tormenta con yoduro de plata.

El entorno de Gallocanta soporta cuatro años seguidos de sequía. Los frentes atlánticos llegan agotados a la zona y no dejan precipitaciones mientras que las borrascas procedentes del Mediterráneo no se forman o no alcanzan la zona. Desde la comarca se asegura que aviones antigranizo atacan las nubes y las dispersan antes de dejar caer la lluvia. La Plataforma anuncia que presentará escritos en demanda de apoyo ante el Justicia de Aragón y la Confederación Hidrográfica del Ebro.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario