viernes, 5 de enero de 2018

Alertan de que las aves podrían disminuir por el incendio en Marjal dels Moros

+ TURIA | SEO/BirdLife ha solicitado a la Conselleria que se empiece a trabajar ya para llegar en las mejores condiciones posibles a la primavera
 SEO/BirdLife ha hecho una valoración inicial de los efectos del incendio en el marjal Dels Moros, en el término de Sagunto, y ha alertado de que la población de aves acuáticas nidificantes, cuyo hábitat se ha visto afectado, podría disminuir en primavera si no se hace una buena gestión del agua.

El fuerte viento de poniente y la sequedad del humedal han sido los factores más agravantes del incendio, según SEO/BirdLife, que ha reclamado a la Conselleria de Medio Ambiente medidas que permitan recuperar el humedal y a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) que proporcione agua suficiente para desarrollarla.
En su balance, la ONG ha advertido de que el incendio, que en la mañana de hoy ha sido controlado, ha afectado casi al completo al espacio Natura 2000 el Marjal dels Moros, de 620 hectáreas.
"El principal efecto negativo del incendio sobre las aves acuáticas se producirá sobre sus poblaciones nidificantes, afectando tanto a la composición vegetal del hábitat como a su estructura y a la disponibilidad de alimento, dado que el incendio ha afectado por completo el humedal, y las poblaciones de pequeños vertebrados e invertebrados, de las que estas aves dependen, tardarán en recuperarse", ha explicado el técnico de la organización Pablo Vera.
Por ello, desde SEO/BirdLife han solicitado a la Conselleria que se empiece a trabajar ya para llegar en las mejores condiciones posibles a la primavera.
"Los humedales tienen buena capacidad de regeneración siempre y cuando la disponibilidad de agua de buena calidad sea suficiente y se haga una buena gestión de la misma, lo que implica regular bien los niveles y que haya circulación", ha añadido.
Es necesario también, según Vera, hacer un buen seguimiento de las especies afectadas y en este sentido, ha apuntado que en 2017, los censos han permitido comprobar la nidificación de cuatro parejas de malvasía cabeciblanca -en Peligro de Extinción- y de otras aves acuáticas como dos parejas de zampullín cuellinegro y una de cuchara europeo, en ambos casos la primera nidificación en el humedal.
Las zonas de nidificación de estas especies estaban en ambientes lagunares que estaban secos y sobre las que la afección a la vegetación ha sido alta.
La rápida recuperación de la vegetación en principio no revestirá problemas para que estas especies, junto al porrón europeo, el pato colorado y la focha común puedan construir sus nidos tras el incendio, aunque sí podría haber problemas para disponer de alimento.
Los paseriformes palustres se encuentran en una situación similar y es especialmente preocupante el caso del escaso carricerín real, en declive en todo el litoral mediterráneo occidental, y que en el Marjal dels Moros encontraba una población en aumento fruto de la mejora de la calidad del agua.
Las colonias de ardeidas y morito común son importantes a escala regional, con nueve parejas de garza imperial, 96 de garza real y 24 de morito común, que se encuentran también en el cuadrante del humedal pasto de las llamas.
"A pesar de que se espera una rápida recuperación de la vegetación, es muy improbable que ésta tenga lugar con una estructura que permita el establecimiento de los nidos antes de abril, momento en que estas especies inician su reproducción", ha afirmado Pablo Vera, quien ha indicado que es probable que la colonia no se establezca en el humedal en 2018 por falta de hábitat.

Otras especies que se pueden ver afectadas por la falta de alimento como consecuencia del incendio son el aguilucho lagunero y el aguilucho cenizo, que dependen principalmente de la abundancia de presas para nidificar. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario