martes, 26 de diciembre de 2017

Tiempo de Albadas en Ademuz

+ TURIA | Los Quintos de la capital del Rincón no faltan a la tradición folklórica de Nochebuena
Como cada año, los Quintos de Ademuz sacaron al frío de la Nochebuena el libreto de la tradición y acompañados de los vecinos en una fecha tan especial, dieron voz a las Albadas, una de las costumbres folklóricas que aún se mantienen en los territorios de interior y que hacen que disfrutar de las fechas navideñas “en el pueblo” tenga siempre un sabor especial.

Las Albadas de Ademuz son coplillas con letras de crítica social impregnadas de humor. En realidad se trata de cantos de alabanza con las que se recorren las casas de las Autoridades y vecinos señalados. La primera se la cantan al Niño Jesús en el atrio de la Iglesia, inmediatamente después a la Misa del Gallo, de allí los quintos van a cantarla a casa del Alcalde, a la Casa-Cuartel y al Sacerdote y, a continuación, durante toda la noche, a numerosas casas del pueblo.
Los quintos escriben una albada para cada casa que visitan; en ella se cita a todas las personas de la familia, deseándoles al final unas Felices Pascuas. Estos cánticos van siempre acompañados con los sones de las guitarras y bandurrias, la melodía es reiterativa y al cantar se alternan un solista y el coro. A la mañana siguiente los quintos pasan a "cobrar" las albadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario