sábado, 23 de diciembre de 2017

“El problema de la Xylella requiere un enfoque agroecológico holístico”

+ TURIA | El investigador italiano del CIHEAM, V. Verrastro, que lleva más de dos años investigando el origen de esta enfermedad botánica, acercó su experiencia hasta Villena
“No hay un método de control único ni existe una única solución para esta bacteria; de otro modo, no existiría en casi todo el mundo. La Xylella (Xf) no es un problema exclusivo de los cultivos mediterráneos”. 

Así de contundente se mostró el investigador italiano del CIHEAM, V. Verrastro, que lleva más de dos años investigando el origen, de qué modo se convirtió en una enfermedad de los cultivos como el olivo y el almendro, cuál es el vector que  transmite la Xf y cuáles son las mejores estrategias para abordar su proliferación en una de las regiones italianas más afectadas, Puglia, donde han muerto (o se han arrancado) prácticamente todos los olivos existentes, incluso los milenarios, que hayan sido afectados por el llamado Síndrome de Declinación Rápida.
Además, no solo Verrastro sino todos los expertos que participaron en el Taller sobre “Sanidad Vegetal y Xylella: un abordaje agroecológico” en la Cooperativa Agrícola de Villena, señalaron que “estamos al comienzo del problema” y coincidieron en la “importancia de la investigación para determinar no sólo los vectores que transmiten la Xf sino todos los factores posibles que permitan tener una visión global del sistema y de todo el ciclo de la enfermedad, necesaria para diseñar estrategias”. Verrastro remarcó que “les llevó más de un año estudiar el ciclo de vida de los insectos vectores ya que existe poca literatura e investigación al respecto. Es compleja, multifactorial y por ello su manejo requiere un acercamiento holístico”. De hecho, repitió y advirtió varias veces que “en cada lugar el ciclo puede ser distinto
Sobre la situación de Baleares, M. Serra, agricultor de APAEMA (Asociación de Productores Ecológicos de Mallorca), señaló que la “Xf se está utilizando como arma política: como los gobiernos no pueden hacer más que experimentación, lo que hacen es actuar para atacar al vector. Pero cuidado, quizás hemos llegado a esta situación por el manejo no apropiado de nuestros cultivos de olivo, almendra y vid durante todos estos años.” Serra explicó que se han barajado distintas maneras en las que la Xf pudo entrar a las Baleares: por material vegetal de otro lugar (ya que en 2013 se detectó la primera infección en un vivero) o, según la última información, “fue en los años 90 durante los planes de regeneración del almendro”. En este caso cuestiona: “Es posible que tengamos la Xf desde hace 20 años y no se ha manifestado. Entonces… ¿Por qué?”.
Tanto Serra como las aportaciones de otros expertos (M. Pajarón y MJ Payá de SEAE, J. Brotón de Herbes del Molí, J Ferrándiz de Fruitec) coincidieron en la necesidad de “reforzar la materia orgánica del suelo y la diversidad de vegetación, estimular la investigación para el control biológico del insecto con depredadores o recuperar trabajos tradicionales respecto a las cubiertas verdes”. También se hablaron de otras propuestas como los sistemas agrodiversificados, policultivo y agroforestería o campañas de recuperación y mejora de los suelos. Por último, se aportaron otros enfoques como el de J. González, de Plocher Ibérica quien considera que “la naturaleza por sí misma tiene una capacidad de regeneración enorme pero hay que saber qué factores clave tocar para que esto suceda”.

En conclusión, este evento organizado por la Sociedad Española de Agroecología (SEAE) y financiado por el Ayuntamiento de Villena en el marco del Programa de Impulso de la Agricultura Sostenible, demuestra “que queda mucho por conocer y no podemos justificar nuestra ignorancia sino colaborar operadores y científicos en el desarrollo de una investigación en la que participen todos los actores para conocer más las relaciones entre esta bacteria y el complejo microbiano asociado a las plantas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario