jueves, 16 de noviembre de 2017

Policía Local y Guardia Civil de Riba-roja intensificarán la vigilancia para evitar robos durante la campaña citrícola de este año

+ TURIA | El Consell Agrari se ha reunido esta semana en convocatoria extraordinaria para establecer el protocolo de medidas
Una comisión de trabajo formada por agricultores, Guardia Civil, a través del equipo ROCA y Policía Local será la encargada de evaluar y promover las medidas de vigilancia y control de los cítricos en los campos de Riba-roja de Túria durante la campaña citrícola de este año. Así se acordó en el Consell Agrari reunido esta semana, en sesión extraordinaria, para abordar esta problemática.

Una de las principales medidas será agilizar la comunicación entre los agentes y los labradores a través de un grupo de washapp, con el fin de poder detectar, en tiempo real, cualquier movimiento sospechoso en las zona agrícolas.
La campaña de vigilancia pretende controlar tanto a los vehículos que accedan a los huertos, incidiendo en puntos estratégicos del término municipal, como a los recolectores, para comprobar la procedencia de la mercancía transportada y recogida. En este sentido, se controlará la venta de cítricos en los almacenes, así como a las cuadrillas que recojan naranjas en las distintas partidas del municipio.
Según datos de la Consellería, de las 799.229 toneladas menos de cítricos que se prevé que se produzcan en el conjunto de la Comunitat valenciana a lo largo de esta campaña, un 57% corresponden a Valencia- 459.267 toneladas-. Entre los motivos, aducen el efecto que las abundantes lluvias de finales de 2016 tuvieron sobre el arbolado, afectando a las raíces, debilitándolo y provocando una floración irregular, debido al retraso en la recolección de los frutos.
En este sentido, los productores alertan que el aumento de precio de los cítricos en el mercado, puede incidir en una oleada de robos.
Otro de los puntos tratados fue la creación de un censo de apicultores municipal, con objeto de regular su inscripción en el Ayuntamiento y que presenten toda la documentación reglamentaria. En la actualidad existen siete asentamientos apícolas en el término municipal. Con esta iniciativa, el Ayuntamiento pretende establecer un mapa de ubicación para que puedan convivir las colmenas y los campos de naranjos, y evitar problemas en la época de floración de marzo a mayo.
Por último, se dio cuenta de una propuesta conjunta de las concejalías de Medio Ambiente y Agricultura para subvencionar las hanegadas de huerta, no cultivadas, lindantes al Parque Natural del Túria, para incentivar a los propietarios a su limpieza o cultivo de las mismas. El objetivo es evitar la tendencia de abandono de tierras detectada en los últimos años por la baja rentabilidad o la jubilación de sus propietarios.
La propuesta en firme será elevada al Consell Agrari para su aprobación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario