viernes, 17 de noviembre de 2017

El Ayuntamiento de Vilamarxant dota con desfibriladores los recintos deportivos

+ TURIA | La Policía Local también dispone de un dispositivo en el vehículo empleado por la patrulla para hacer uso de él ante un posible accidente cardiorespiratorio
Vilamarxant dispone de tres desfibriladores que, desde esta mañana, están colocados en el Pabellón Multiusos, en el Polideportivo y en uno de los vehículos de la Policía Local. 

El consistorio ha acordado situarlos en las instalaciones deportivas puesto que, durante toda la semana, en ellas se congrega un gran número de deportistas y de público, y porque así lo marca el decreto autonómico que regula la instalación de desfibriladores automáticos y semiautomáticos en el territorio valenciano. Un tercer aparato estará siempre en un coche patrulla de la Policía Local para atender cualquier emergencia en el resto del municipio.
Los desfibriladores han sido adquiridos gracias a dos subvenciones de 4.000 euros de Obra Social 'la Caixa' y de 1.300 euros aportados por la Fundación Caja Rural de Cheste. Hoy los directores en Vilamarxant de estas dos entidades, Cristina Aguilar y Javier Doménech, han hecho la entrega de los desfibriladores, junto al alcalde de Vilamarxant, Jesús Montesinos; el segundo teniente de alcalde, Eliseo Sanz; y el concejal de Deportes, Manolo Bernard. El jefe de la Policía Local, J.M. Peña, también ha asistido para recoger el dispositivo que tendrán que llevar siempre en el vehículo patrulla para asegurar una rápida actuación en caso de este tipo de emergencia vital.
Normas de uso
Para emplear los desfibriladores con seguridad y garantías, trabajadores de los dos recintos deportivos y agentes de la policía han completado, previamente, la formación necesaria en el uso de estos dispositivos y en reanimación cardiopulmonar, impartido por profesionales especializados en socorrismo y primeros auxilios.
No obstante, el decreto autonómico también marca que, excepcionalmente y cuando no haya en las instalaciones personal acreditado para el uso de los desfibriladores, podrá recurrir a ellos cualquier persona que se encuentre presente en el lugar de la emergencia, siempre que esté en comunicación con emergencias, a través del 112.
Manolo Bernad, concejal de Deportes, ha destacado que “con los desfibriladores las instalaciones deportivas municipales son más seguras puesto que su uso puede salvar vidas. Estos dispositivos permiten una respuesta inmediata en caso de una parada cardiorespiratoria, antes de que lleguen los profesionales sanitarios que, por supuesto, siempre tendrán que llevar adelante su tarea profesional y asegurar la correcta recuperación del o de la paciente”.
Esta iniciativa se enmarca dentro de un plan estratégico de seguridad en instalaciones deportivas que incluye otras actuaciones como por ejemplo tareas para prevenir la legionela, las revisiones de todas las instalaciones eléctricas y contra incendios, supervisión de los equipamientos deportivos y mejoras en accesibilidad.
Por su parte, el alcalde Jesús Montesinos ha mostrado su agradecimiento a la ayuda económica recibida por parte de la Fundación Caja Rural de Cheste y de Obra Social 'la Caixa'. “Este tipo de inversiones son fundamentales para llevar adelante actuaciones tan importantes como estas. El municipio tiene que agradecer su ayuda, en este caso, para mejorar la seguridad de los vecinos y vecinas de Vilamarxant”, ha remarcado.
Estos desfibriladores están diseñados para usos no sanitarios, de tal forma que son seguros para cualquier persona que los emplee. Además, tienen la capacidad de reconocer si la persona afectada tiene que recibir una descarga y avisa al portador para que únicamente tenga que pulsar un botón y aplicarla. La rapidez de estos dispositivos es indispensable puesto que en una parada cardiorespiratoria, cada minuto que pasa, se reduce la posibilidad de supervivencia un 10%.


No hay comentarios:

Publicar un comentario