domingo, 8 de octubre de 2017

Riba-roja de Túria invierte 200.000 euros para mitigar los efectos de las lluvias en el polígono industrial

+ TURIA | El plan prevé la ejecución de una zona verde inundable en El Oliveral para evitar inundaciones
El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha puesto en marcha un plan de medidas en materia de protección contra inundaciones en el polígono industrial de Riba-roja de Túria con una inversión cercana a los 200.000€.

Uno de las grandes actuaciones que realizará el Servicio Público de Aguas Potables, Hidraqua,  será la ejecución de una zona verde inundable en la calle I del polígono El Oliveral que servirá de alivio a la zona industrial ante la llegada de la época de lluvias. Se trata de una zona de acumulación de agua con capacidad para 7.000 m3 dotada de pozos filtrantes.
Como acción complementaria, la tierra retirada será trasladada a la zona residencial de La Reva con objeto de nivelar y poner en valor la parcela contigua al campo de fútbol municipal. Esta parcela albergaba la antigua potabilizadora que ya ha sido desmantelada para recuperarla como zona verde y está prevista la construcción de una pantalla acústica con tierra vegetal y jardinería, que mitigará el ruido ocasionado por las empresas de la zona.
Paralelamente, el Ayuntamiento ha iniciado obras relacionadas con la interconexión de redes de pluviales de diferentes sectores para mejorar su eficiencia. Se han colocado válvulas para evitar el retorno de agua de la Rambla de Poyo y se prevé el aumento del calado de las balsas de pluviales en el Parque Logístico, con objeto de aumentar su volumen de almacenamiento, así como su interconexión con las actuales de El Oliveral.
Para el alcalde de Riba-roja, Robert Raga “estas obras son prioritarias si queremos evitar que se repitan episodios como los vividos en los últimos años cuando llueve con cierta entidad, puesto que impiden el normal desarrollo de la actividad industrial en una zona con más de 800 empresas y con un tránsito diario de vehículos importante”.
De forma coordinada con las asociaciones de empresarios, el consistorio ha incrementado los puntos de recogida de agua en aquellos lugares que registraban mayor acumulación de agua de lluvia. Se han colocado imbornales así como tragaderas para aumentar su entrada de agua  en las calles L, G, Mallorca, Jacarandas, Levante, y Fusters.
Asimismo, el Ayuntamiento está pendiente de la autorización por parte del Ministerio de Medio Ambiente para colocar un sistema de protección contra avenidas procedente de la Rambla de Poyo hacia el polígono El Oliveral
Respecto a las futuras acciones en zonas residenciales, el Ayuntamiento de Riba-roja tiene previsto acometer obras para demoler la antigua depuradora de Santa Mónica y el Molinet, inutilizadas desde hace años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario