viernes, 27 de octubre de 2017

La Pobla de Vallbona extiende la campaña 'Un libro por un kilo' a todo el año

+ TURIA | El objetivo de esta iniciativa solidaria es darle una nueva utilidad a libros que se donan a la Biblioteca Municipal y que ésta permite canjear por un kilo de alimentos no perecederos
La campaña ‘Un llibre x un quilo’ se prolongará durante todo el año. El objetivo de esta iniciativa solidaria es darle una nueva utilidad a libros que habitantes de la Pobla de Vallbona donan a la Biblioteca Municipal y que ésta permite canjear por un kilo de alimentos no perecederos. Todo lo que se recibe se le dona a las dos parroquias de Cáritas en la localidad (la de Santiago Apóstol y la de la Santísima Trinidad).

Esta iniciativa se venía efectuando desde hace varios años, aunque ahora se ha modificado: “Hasta ahora, se hacía coincidir la entrega de los alimentos a las parroquias de Cáritas con motivo del ‘Día del Libro’, el 23 de abril. Pero las donaciones son diarias y hemos creído oportuno que sea posible que exista un espacio, en la entrada de la Biblioteca, en donde se depositen los libros que posteriormente pueden adquirirse a cambio de un kilo de alimentos no perecederos”, explica la bibliotecaria (Lola Ciurana).
Las posibilidades de participar son muy amplias: se pueden donar libros, se pueden adquirir a cambio de un kilo de alimentos... incluso se puede acudir a la sede de Cáritas en la Pobla de Vallbona (en la avenida Colon, 60) para prestar apoyo a quienes ya se han implicado en los diferentes proyectos que apadrinan los y las voluntarias de Cáritas. En la parroquia de Santiago Apóstol se atiende a 60 familias; en la de la Santísima Trinidad, a 125-130 familias.
Hoy se ha celebrado la entrega de los alimentos que se han recolectado en la Biblioteca de la Pobla de Vallbona. Han acudido al acto representantes de la parroquia de Santiago Apóstol (con su presidenta, Mari Carmen Llopis) y de la parroquia de la Santísima Trinidad (que preside Conchín García). También ha estado presente la edil de Cultura en el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona, Beatriu Palmero.
Tanto Mari Carmen Llopis como Conchín García se han mostrado entusiasmadas con la medida adoptada. “Es una iniciativa muy necesaria. Siempre hay unas necesidades, por parte de las familias a las que atendemos, que cuestan mucho de cumplir. La gente necesita leche, productos para niños y niñas, galletas... colaboramos con el Banco de Alimentos y ayudamos a gente que lo necesita”.
Conchín García asegura que las personas que reciben estos alimentos “lo agradecen mucho, ya que así cubren algunas de sus necesidades. Ojalá con esta iniciativa no sólo se ayude a las familias en una situación más precaria, sino que también logremos que cada vez más gente quiera leer los libros que intercambia la Biblioteca Municipal por un kilo de alimentos. Quiero agradecer a la gente su implicación, al Ayuntamiento su ayuda y a Lola, la bibliotecaria, su interés por hacer posible que esta propuesta se mantenga todo el año”.
Beatriu Palmero, por último, ha tenido palabras de agradecimiento para las dos parroquias de Cáritas en la Pobla de Vallbona: “Ambas desarrollan una gran labor social en el municipio, y esperamos que esta iniciativa implique al mayor número de personas. Es bueno que todos y todas quieran participar en proyectos solidarios que sirven para ayudar a colectivos que se encuentran en una situación precaria”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario