martes, 31 de octubre de 2017

La Diputación destina 3,5 millones de euros a dignificar cementerios y su entorno

+ TURIA | La falta de nichos es uno de los principales problemas con los que se encuentran los Ayuntamientos | Sot de Chera o Bugarra, como ejemplos serranos, han optado por adecuar las calles aledañas a sus cementerios
La falta de nichos es uno de los principales problemas con los que se encuentran los alcaldes y alcaldesas en sus municipios. Lo atestiguan las más de 25 obras de mejora, reforma y creación de nuevos nichos ejecutadas en distintas localidades con fondos de la Diputació de València, las cuales, en su conjunto, suman más de 1,5 millones de euros. En total, la institución ha destinado 3,5 millones a dignificar cementerios y su entorno, con estas y otras actuaciones.

De esta manera, se está cumpliendo con uno de los objetivos anunciados por el presidente de la Diputació, Jorge Rodríguez, quien en el pleno de investidura avanzó la voluntad de la nueva Corporación de “concentrar más recursos en los planes provinciales y respetar la autonomía de alcaldes y alcaldesas a la hora de decidir las inversiones que necesitan sus municipios, poniendo fin a 20 años de arbitrariedad”.
Algunas de esas inversiones no son tan atractivas como la mejora de instalaciones deportivas, carreteras y demás infraestructuras públicas, pero son igualmente necesarias, como es la adecuación de los cementerios a la que están dando respuesta los municipios, demostrando que “no nos equivocamos al confiar en la responsabilidad de alcaldes y alcaldesas”.
Unas instalaciones dignas, accesibles y equipadas
En total han sido 65 municipios de la provincia los que han decidido invertir en unas obras necesarias y muy demandadas por los vecinos y vecinas de los pueblos. Unas actuaciones que se han ejecutado a través del Pla d’Inversions Financerament Sostenibles (IFS), y del Pla de Serveis i Obres Municipals (SOM) con el objetivo de humanizar el entorno de los camposantos y dotarlo de todos los servicios oportunos.
Así, con más de un tercio de los fondos se ha ampliado el número de espacios para difuntos en el interior de las necrópolis, pero en algunos casos las ayudas se han destinado a acondicionar accesos y zonas de aparcamiento, como es el caso de Carlet, con una inversión cercana a los 200.000 euros. Otras localidades como Novetlè, Tavernes Blanques, Sot de Chera o Bugarra han optado por adecuar las calles aledañas a sus cementerios, así como la propia accesibilidad, con la repavimentación de caminos y la eliminación de barreras arquitectónicas.
La reparación de cubiertas de acceso en Villanueva de Castellón y L’Alcúdia de Crespins, la instalación de papeleras en Massamagrell, el ajardinamiento de los cementerios de Zarra y Terrateig, el abastecimiento de agua potable en Alfauir o la construcción de unos aseos y un velatorio en Pinet son también ejemplos de esta responsabilidad en la gestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario