martes, 24 de octubre de 2017

Impulso al Proyecto Nutria en el Parque Natural del Turia

+ TURIA | Pese al paulatino restablecimiento de sus poblaciones, esta especie todavía está amenazada de extinción en todos los ríos de la Comunidad

El secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Àlvaro, el consejero delegado de Global Omnium, Dionisio García Comín, así como los alcaldes de Benaguacil y Vilamarxant, José Joaquín Segarra y Jesús Montesinos, respectivamente, han visitado el Parque Natural del Turia para conocer de primera mano los trabajos iniciados por los técnicos y los voluntarios del Proyecto Nutria, impulsado por la Fundación Aguas de Valencia, en colaboración con la Generalitat, cuyo objetivo es la recuperación de la especie en toda la Comunidad Valenciana.

El director del parque natural del Turia, Antonio Ballester, así como la presidenta de la Junta Rectora, Nieves Prat, y técnicos de la Fundación Limne explicaron las líneas de trabajo y estudio que, a lo largo de los próximos tres años, llevarán a cabo los grupos de voluntarios del Proyecto Nutria, a lo largo de la Comunidad Valenciana, y que permitirá conocer con exactitud la población de nutria en nuestros ríos además de poder definir aquellas acciones que contribuyan a su crecimiento.
Asimismo, en esta jornada de campo, los visitantes, tras una formación teórica, pudieron constatar in situ la presencia de la nutria en el Turia, gracias a la identificación y análisis de huellas, restos de comida y excrementos en el propio río, lo que evidencia la riqueza natural de este parque al albergar a esta especie amenazada de extinción.
Concienciación medioambiental
El ‘Proyecto Nutria’ tiene un fuerte componente social y pretende involucrar a la ciudadanía en todas sus fases. Durante la primera se realizarán estudios (mediante censos y foto-trampeo) para confirmar la expansión de la especie en la Comunidad Valenciana, al ser una de las pocas zonas del país en las que la nutria aún no ha colonizado todo el territorio y muestra una recuperación más lenta.
Pese al paulatino restablecimiento de sus poblaciones, esta especie todavía está amenazada de extinción en todos los ríos de la Comunidad. Este proyecto tendrá una duración de tres años, e inicialmente va a desarrollarse en la Comunidad Valenciana aunque paulatinamente irán incorporándose áreas de las provincias de Albacete, Cuenca, Tarragona y Teruel. De esta forma, el ‘Proyecto Nutria’ contribuirá a que la Comunidad Valenciana sea el epicentro de la recuperación de este mamífero tan amenazado (Lutra lutra), incluido en el Libro Rojo de los Vertebrados de España (Ministerio Agricultura, Pesca y Alimentación).
Conservación público-privada del patrimonio natural
Este proyecto de la Fundación Aguas de Valencia fue presentado el pasado mes de julio por el secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro, el consejero delegado de Global Omnium y representante de la Fundación Aguas de Valencia, Dionisio García, así como con responsables de la Fundación LIMNE.
Pese a su paulatina recuperación, todavía no está al nivel de otras regiones españolas. Históricamente, su distribución territorial ha sido amplia pese a que, durante la segunda mitad del siglo XX, empezó a mostrar una drástica disminución de las poblaciones en todo el país, especialmente en la zona este.
La considerable disminución de ejemplares durante en ese periodo de tiempo ha sido a menudo asociada a diversas causas como, por ejemplo, la contaminación, la destrucción de sus hábitats, la sobreexplotación de recursos, el descenso en el volumen de presas, el aislamiento poblacional o la caza. Afortunadamente, en las últimas décadas, se ha empezado a constatar una recuperación significativa.
Uno de los objetivos fundamentales de esta colaboración público-privada impulsada por la Fundación Aguas de Valencia, la Conselleria de Medio Ambiente y la Fundación Limne pretende contribuir a la mejora del estado de algunos tramos de río y, sobretodo, a la conectividad entre espacios naturales.
Esta iniciativa servirá también para definir toda una serie de propuestas a las administraciones competentes en materia de agua y biodiversidad, las denominadas “acciones correctoras” que permitan el flujo de individuos entre cuencas o a lo largo de tramos fluviales que presenten discontinuidad, fomentando así la creación de una infraestructura verde que afiance la recuperación y el establecimiento de nuevos núcleos poblacionales de nutria en los ríos de la Comunidad Valenciana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario