lunes, 23 de octubre de 2017

Detenidos en Valencia 10 adultos y 11 menores de una banda por 100 robos en casas y campos

+ TURIA | El grupo, que operaba en las comarcas de la Hoya de Buñol y el Camp de Túria, también asaltaba comercios, según la Delegación del Gobierno | Los detenidos están acusados de robo con fuerza, hurto de frutos del campo, apropiación indebida, asociación ilícita, daños y tráfico de drogas
Agentes de la Guardia Civil han detenido a 21 personas, de ellas once menores de edad, integrantes de una organización criminal que asaltaba viviendas, comercios y explotaciones agrícolas de la provincia de Valencia, y a la que se le imputan un centenar de hechos delictivos.
Según ha informado este lunes el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, la actividad delictiva de esta banda (robos o hurtos) se desarrollaba principalmente en las comarcas de la Hoya de Buñol y Camp de Túria.

 El operativo policial, con el nombre de Pitufines, se inició en Chiva el pasado mes de abril y culminó el 17 de octubre con la detención de 21 personas (7 mujeres y 14 varones), 10 de ellas de edades comprendidas entre los 22 y 44 años, 11 menores, y de nacionalidades española y búlgara.
Los detenidos están implicados en distinto grado en los delitos de robo con fuerza en las cosas en interior de viviendas y establecimientos comerciales, hurto de frutos del campo, apropiación indebida, defraudación de fluido eléctrico, asociación ilícita, daños, tráfico de drogas (cannabis), encubrimiento y delitos contra el orden público (atentados contra la autoridad, de resistencia y desobediencia).
Una de las cabecillas de la organización planificaba y seleccionaba las viviendas y comercios que iban a ser robados utilizando para ello a menores de edad, que actuaban con varios miembros de la organización para obtener previamente información, controlar las rutinas, hábitos y horarios de entrada y salida de los comerciantes y vecinos.
Aprovechaban el momento en que no se encontraban en el interior para asaltar las viviendas, casas de campo, chalets y comercios, apoderándose de objetos de valor. Los miembros de la organización sustraían también las almendras, de los campos de la comarca de diferentes municipios de la Hoya de Buñol y del Camp de Túria y de los almacenes donde las guardaban sus propietarios hasta su traslado a la cooperativa.
Bajo las órdenes de un cabecilla
El grupo actuaba bajo la dirección de otro cabecilla de la organización, el cual señalaba los lugares y el momento idóneo para sustraer la almendra, normalmente de la variedad marcona (la más cara en el mercado). En esta estructura jerarquizada, cada uno de los participantes, un rol diferenciado y previamente acordado, contando entre sus miembros con recolectores, transportadores y vendedores, así como otros dedicados a la vigilancia para detectar la presencia policial.
Se han recuperado algo más de 300 efectos procedentes de los robos, como teléfonos móviles, tabletas, televisores, ordenadores portátiles, libros electrónicos, cámaras de fotografía, equipos informáticos, pequeños electrodomésticos, aparatos electrónicos de música, bicicletas de montaña y carretera, joyas, cajas de herramientas, material de obra, armas blancas, escopetas de aire comprimido y 44 sacos con 2.300 kilos de almendra, con un valor en el mercado cercano a los 7.500 euros, según la valoración realizada por la Guardia Civil. Se han intervenido además las diferentes herramientas que usaban los detenidos para forzar y fracturar las puertas, rejas y ventanas de las viviendas y comercios a las cuales accedían.
Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado número 4 de Requena y a la Fiscalía Provincial de Menores de Valencia.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario