martes, 11 de julio de 2017

La rápida intervención de la Policía Local y los bomberos evitan la propagación de un incendio en Llíria

+ TURIA | Las llamas se iniciaron en la noche del sábado en la zona forestal de l’Aljub d’Asnar
La Policía Local de Llíria participó el pasado sábado en las labores de extinción de un incendio que se produjo en el término municipal. Pasadas las 22 horas, se recibió un aviso ciudadano de un conato de incendio en la zona forestal de l’Aljub d’Asnar, ubicada en las proximidades de La Concordia.
Hasta el lugar se desplazaron agentes de la Unidad Rural, tres camiones-bomba con un equipo de bomberos del Consorcio Provincial, varias patrullas de la Guardia Civil, así como miembros de la Sociedad de Cazadores La Concordia y de Protección Civil de Llíria.

La rápida intervención de la Policía Local coordinada con el resto de efectivos participantes en el operativo evitó que se propagara el incendio. Sobre la medianoche se dio por controlado aunque las tareas de extinción se prolongaron durante toda la noche.
El concejal de Medio Ambiente, Francesc Fombuena, que siguió in situ los trabajos de extinción, destacó que, además de la rápida actuación policial, otros factores como que “el viento cesase sobre las 23 horas, o el hecho de tener en las inmediaciones un depósito municipal de agua de los 18 que se tienen distribuidos por las montañas de La Concordia, ayudaron a abastecer los camiones bomba sin desplazamientos y evitar una tragedia”.
La zona quemada ha afectado a una hectárea de monte bajo y pinos. En cuanto al origen del incendio, se tiene que precisar todavía pero se baraja que pueda haber sido provocado o bien debido al efecto de un rayo latente.
Doble detención
Por otra parte, la Policía Local de Llíria llevó a cabo dos detenciones entre la tarde del pasado sábado y la madrugada del domingo. En la primera fue arrestado un hombre que provocó diversas lesiones a otra persona en una urbanización del municipio.
Los agentes recibieron una llamada por una reyerta entre un trabajador y su jefe por un conflicto laboral. El empleado agredió a su superior con la culata de una pistola de balines, por lo que tuvo que ser atendido médicamente y requirió de varios puntos de sutura en la ceja. El agresor fue detenido por un delito de lesiones.
Por otro lado, alrededor de las dos de la madrugada del domingo, una patrulla dio el alto a una persona que paseaba por el centro de la ciudad con una caja de gran tamaño y en actitud sospechosa. Al registrar el embalaje, que pesaba sobre 20 kilos, comprobaron que llevaba en su interior semillas y hojas de marihuana. Por lo que procedieron a incautar la droga y a arrestar a esta persona por un delito contra la salud pública. El detenido fue puesto a disposición de la Guardia Civil para que siguiera con las diligencias pertinentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario