miércoles, 21 de junio de 2017

Losa del Obispo, sin subvenciones del Consell por no rendir cuentas al Síndic

+ TURIA | Se adeuda el envío de las cuentas correspondientes al ejercicio 2015, que tenían que haber remitido antes del pasado 1 de noviembre
El grifo de las subvenciones del Gobierno autonómico se ha cerrado para los siete municipios de la Comunidad que no se encuentran al corriente en su obligación de rendir cuentas. Azuébar, Cortes de Arenoso, Forcall y Ludiente, en Castellón; Losa del Obispo, en la provincia de Valencia; y Benigembla y La Vall de la Gallinera, en la de Alicante, no pueden cobrar ningún tipo de ayudas otorgadas por el Consell, al no haber presentado sus balances a la Sindicatura de Cuentas, que es el órgano fiscalizador tanto de las entidades locales como de la propia Administración valenciana.

Tal como informa el diario EL MUNDO, estos siete ayuntamientos adeudan las cuentas correspondientes al ejercicio 2015, que tenían que haber remitido antes del pasado 1 de noviembre, a excepción de Ludiente, un pequeño municipio en el interior de Castellón, que tampoco presentó los resultados de 2014, según consta en el registro que a tal efecto se ha habilitado en la Sindicatura. Si además de las corporaciones locales se suman las mancomunidades, el número de entidades locales que han eludido la obligación de fiscalización asciende a un total de 22.
A todas ellas se les aplica una modificación de la ley de Régimen Local de la Comunidad Valenciana, que el Consell introdujo a través de la ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 2015 con el fin de adaptarla a los nuevos requerimientos de estabilidad presupuestaria. Según esta norma, «las entidades locales no pueden percibir ninguna ayuda o subvención, cuya convocatoria haya sido aprobada con posterioridad al 1 de enero de 2016, si en el momento en que sea procedente el pago no acreditan estar al corriente en el cumplimiento de la obligación de rendir sus cuentas anuales ante la Sindicatura de Comptes».
Cada mes, este órgano fiscalizador actualiza la relación de municipios y entidades cumplidoras para que puedan optar a recibir ayudas públicas. La medida se antoja a todas luces eficaz, ya que se ha incrementado notablemente el grado de colaboración de los ayuntamientos, que en muchos casos no remitían las cuentas en los plazos contemplados por la legislación.
Hoy sólo restan siete municipios por actualizar sus datos contables, si bien los incumplimientos resultan muy superiores entre las mancomunidades (15) y los consorcios de ámbito municipal. No obstante, a estos últimos no se les está aplicando reestricciones en el cobro de subvenciones al no ser consideradas de forma estricta entidades locales.
Aquí figura, por ejemplo, Feria Valencia, que se encuentra en pleno proceso de reestructuración y cuya deuda será asumida íntegramemente por la Generalitat; o el Consorcio de las Comarcas Centrales, que en un principio iba a ser el beneficiario directo de una subvención de 9,95 millones para la innovación y mejora de los polígonos industriales ubicados en esta demarcación. LEER NOTICIA COMPLETA 






No hay comentarios:

Publicar un comentario