jueves, 22 de junio de 2017

La Diputación presenta a alcaldes y concejales los detalles del plan de mantenimiento en 44 centros educativos

+ TURIA | El plan provincial beneficiará a los centros de Alcublas, Chelva y l´Eliana
El presidente y la vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez y Mª Josep Amigó, acompañados por el conseller de Educación, Vicent Marzà, y la diputada de Bienestar Social, Mercedes Berenguer, han presentado ante alcaldes  y concejales de los cerca de 40 municipios beneficiarios los detalles del Plan de Mantenimiento de Escuelas, con una dotación de 7 millones de euros aportados por la Corporación provincial.  

Esta partida podrá destinarse a obras de mantenimiento en 44 centros educativos, algunas de ellas reivindicaciones históricas que no habían podido ser atendidas hasta la fecha con fondos públicos. Estas actuaciones, que se realizarán en todas las comarcas valencianas, beneficiarán a los 14.000 alumnos que estudian en estas escuelas de los municipios valencianos.  
Entre los centros seleccionados dentro del plan provincial se encuentran El Garbí de l´Eliana en el Camp de Túria (con 419 alumnos) y los centros Bernardo de Lassala y González en Alcublas (90 alumnos) y el Virgen del Remedio de Chelva (129 alumnos).
Por su recepción de alumnado desde nuestra zona informativa cabe destacar las inversiones en el CEIP Lucio Gil Fagoaga, de Requena (con 422 alumnos) y el Ramón Laporta de Sinarcas (con 77 alumnos).
"No es una acción aislada"
En palabras del presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, “este plan refleja la intención de este equipo de gobierno de cambiar el paradigma de las relaciones asimétricas entre las instituciones, pasando de la confrontación a la cooperación, que en este caso beneficia a 44 comunidades educativas”.  
Rodríguez ha dejado claro que este programa de mantenimiento de escuelas “no es una acción aislada, sino una continuación de la colaboración con la Conselleria de Educación en el programa Xarxa Llibres, con el que se ha hecho posible que las familias que lo deseen tengan gratis los libros de texto, o la Primavera Educativa”, en la línea de entendimiento entre la Diputación de Valencia y la Generalitat que ha marcado estos dos primeros años de legislatura.   En la misma línea se ha expresado la vicepresidenta, Mª Josep Amigó, al señalar que la Diputación “comparte la letra y el espíritu del Pacte del Botànic”.
En el caso concreto de este Plan de Mantenimiento de Escuelas, Amigó ha añadido que “pese a no tener la competencia directa, la enseñanza pública y de calidad es una prioridad para esta institución y tratamos de colaborar en lo que está a nuestro alcance”.  
En este sentido, la vicepresidenta ha detallado que “hay muchas necesidades en los colegios valencianos y a la hora de afrontar este plan teníamos que priorizar, algo en lo que los políticos no tienen nada que decir. Por eso hemos seguido los criterios objetivos que han aportado los técnicos de la Conselleria de Educación”.  
Con la inversión de 7 millones de euros de la Diputación de Valencia, los técnicos de la Conselleria que dirige Vicent Marzà elaboraron un informe con los centros educativos de las comarcas que necesitaban con urgencia el cambio de puertas y ventanas. “No hemos podido llegar a todos en este primer programa de mantenimiento, pero este plan nace con voluntad de continuidad”, ha concluido Amigó.  
Una “mirada colectiva”  
La diputada de Bienestar Social y Educación, Mercedes Berenguer, ha reforzado ese espíritu colaborativo entre instituciones y esa vocación de servicio a las personas que es el eje principal de la acción de la Corporación provincial. “Pese a no tener competencias en materia educativa, nuestra responsabilidad es tratar de resolver los problemas que nos plantean alcaldes y concejales”, ha señalado Berenguer.  
La diputada de Educación ha resuelto, junto a los técnicos de su área, las dudas de los alcaldes, alcaldesas y ediles que se han dado cita este jueves en el Patio de la Scala de la Corporación provincial. Mercedes Berenguer y los técnicos han explicado la selección de las actuaciones, los detalles de las obras, que tienen como objetivo mejorar la eficiencia energética de los centros, así como el mecanismo para poner en marcha los procesos y los plazos de ejecución y recepción de las ayudas, que oscilan entre los 85.000 y los 230.000 euros según las condiciones y las necesidades de cada centro educativo.  
Por su parte, el conseller de Educación, Vicent Marzà, ha llamado la atención sobre “la mirada colectiva sobre una misma necesidad”, como en este caso las mejoras en colegios públicos de Infantil y Primaria, y ha instado a “poner en el centro a la ciudadanía, sea cual sea la administración que debe dar respuesta a esa necesidad”.  
Marzà ha matizado que este plan inversor de la Diputación, al margen de las rehabilitaciones integrales y los nuevos centros en los que trabaja la Conselleria, “da respuesta a los problemas de falta de mantenimiento que nos hemos encontrado en muchos centros escolares, así como a la falta de recursos de los ayuntamientos a la hora de resolver esos problemas”.









No hay comentarios:

Publicar un comentario