jueves, 22 de junio de 2017

La Comunitat registra el año más húmedo desde 1990-91

+ TURIA | En localidades de comarcas de interior como Ademuz los acumulados superan ligeramente los 300 l/m
La precipitación media en la Comunitat Valenciana desde el inicio del año hidrológico el pasado octubre ha sido de 585 litros por metro cuadrado, un 40 % superior al promedio climático normal (415 l/m2), lo que lo califica como "muy húmedo" y lo convierten en el más húmedo desde el periodo 1990-1991.

El delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la Comunitat Valenciana, Jorge Tamayo, ha analizado el año hidrológico hasta el 20 de junio y ha destacado además que la primavera recién concluida ha sido "muy cálida", con 1,1 grados por encima de lo normal, y "pluviométricamente normal".
Tamayo ha incidido en que las precipitaciones del año hidrológico (entre el 1 de octubre y el 20 de junio) se han repartido en los episodios de diciembre, enero y marzo, aunque ha advertido que queda el final de agosto y septiembre, en los que también suele llover.
Por el contrario, ha identificado el periodo de más escasas lluvias que se ha registrado a partir del temporal del 12 y 13 de marzo hasta el 20 de junio.
En los últimos 9 meses se han superado los 1.000 litros por metro cuadrado en zonas de montaña del norte de la provincia de Alicante y del sur de la de Valencia y, puntualmente, el acumulado ha estado por encima de los 1.500 l/m2 en la localidad alicantina de Tárbena.
En localidades de comarcas del extremo norte, sur y oeste como Ademuz (Valencia), Benicarló (Castellón) y Crevillente (Alicante), los acumulados superan ligeramente los 300 l/m2, y salvo la mitad norte de la provincia de Castellón y zonas del Rincón de Ademuz, el resto presenta superávit pluviométrico este año hidrológico.
En la Marina Baixa ha habido un superávit de lluvias del 85 %, con 726,1 l/m2 frente a los 393 l/m2 habituales, y en L'Horta Nord del 84 %, con 622 l/m2 frente a los 337,5 normales, mientas que se ha registrado un déficit pluviométrico del 11 % en el Baix Maestrat, que ha acumulado 442,5 l/m2 cuando lo habitual son 499 l/m2.
Preguntado sobre la situación de sequía pese al aumento pluviométrico, ha explicado que los registros de Aemet marcan la sequía meteorológica y no la agrícola (cómo se recibe el agua) o la hidrológica (la acumulación de agua en los embalses).
Ha apuntado que lo más probable es que la sequía se dé porque no está lloviendo en las cabeceras de los ríos y que, "a veces pasa al revés, en la Comunitat hay muy poca precipitación pero no hay sensación de sequía porque llueve en las cabeceras".
Respecto a la primavera, la ha calificado de "muy cálida", con temperaturas medias de 14,7 grados, 1,1 grados más alta del promedio normal (13,6 grados), mientras que la precipitación media ha sido de 112,4 litros por metro cuadrado, un 15 % inferior al promedio (130,9), lo que la hace "pluviométricamente normal".
Uno de los picos cálidos más destacados se dio los días 9 y 10 de marzo, con una anomalía de 7 grados superior al promedio normal y registros de hasta 32 grados en observatorios de Alicante y del sur de Valencia. No había precedentes de un día tan cálido en fecha tan temprana en la Comunitat.
El segundo pico de calor fue en Semana Santa, con valores de 6 grados por encima del promedio el día de viernes Santo, seguido de un brusco descenso térmico a partir del día 19, con heladas en el interior los días 21 y 22 y valores de -5,4 grados en Aras de los Olmos, -5 en Tuéjar y -3,9 en Vilafranca.
Según los observatorios de Aemet, Ontinyent (Valencia) ha registrado esta primavera la mayor anomalía térmica, 1,8 grados por encima de lo normal (16,5 grados frente a los 14,7 normales).
Respecto a las precipitaciones en esta estación, ha destacado que el 13 de marzo Alicante recogió 136,6 l/m2, el 90 % de su acumulado, lo que hizo de ese día el más húmedo de la serie histórica en un mes de marzo y el tercero con más lluvia en 24 horas desde 1934.
En valores absolutos, el máximo acumulado en la primavera de 2017 han sido 268,9 l/m2 en Xàbia, 208,7 en Fontilles y 202 en Orba, mientras que en el extremo contrario están Benicarló (44,6 l/m2) y Torrevieja (46,3 l/m2).
La mayor anomalía pluviométrica se ha dado en Alicante, con un 89 % más de lo normal (de 79,5 a 150 l/m2), mientras que el mayor déficit se ha dado en San Mateu, de 181,4 l/m2 habituales a 56,1, un 69 % menos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario