jueves, 22 de junio de 2017

Antonio Solá vuelve a llevar los sabores mediterráneos a los fogones cántabros

+ TURIA | El chef de Las Bodegas, en Chulilla, ofrecerá en Santander su cocina que aúna tradición e innovación
Antonio Solá es uno de los maestros arroceros más reconocidos no solo en la Comunidad Valenciana sino a nivel nacional. Y Cantabria tiene la fortuna de contar con su presencia unos días cada año -desde hace siete- para participar activamente en el diseño de las nuevas propuestas para las jornadas gastronómicas del arroz que cada ejercicio programa el restaurante del Hotel Chiqui.

Su sintonía con Kike Pérez, jefe de cocina del establecimiento santanderino, así como del nuevo restaurante que recientemente ha abierto la familia Sebrango, Panorama, da lugar a que cada año acudir a estas jornadas sea una cita obligada y donde no tienen cabida la rutina y la monotonía.
En estas jornadas, ambos cocineros ponen lo mejor de cada zona. De Cantabria, productos y el saber hacer de un cocinero que crece profesionalmente cada año; de la zona levantina, la sabiduría y el dominio de los guisos con arroz, así como la experiencia y la disposición para innovar del cocinero Antonio Solá. El chef de Las Bodegas tiene su restaurante en Chulilla, y más concreta en la aldea de Bodegas de Vanacloig. Se trata de un acreditado establecimiento, donde no solo los arroces gozan de una merecida fama.
Reconoce el propio Antonio que comenzó a colaborar con cocineros de Cantabria hace 15 años, cuando realizó intercambios con Nacho Basurto. De aquella época nace la amistad también con Kike Pérez, que entonces compartía fogones con el chef de Asubio. Cuando Kike Pérez ficha por el Hotel Chiqui, se retoman los intercambios y desde ese año Solá se desplaza unos días a Santander para realizar su aportación a la carta de arroces del Chiqui, donde, dicho sea de paso, el arroz es una especialidad de todo el año. LEER NOTICIA COMPLETA   





No hay comentarios:

Publicar un comentario