miércoles, 5 de abril de 2017

Medio Ambiente adjudica 4,5 millones de euros para reparar los cauces de la demarcación del Júcar

+ TURIA | La finalidad es reparar los daños y devolver los cauces a su estado previo a los temporales del invierno pasado
El Ministerio de Agricultura y Pesca,  Alimentación y Medio Ambiente ha adjudicado obras por un importe de 4,5 para reparar los cauces de la demarcación del Júcar en la Comunitat Valenciana. La finalidad es reparar los daños y devolver los cauces a su estado previo a los temporales históricos del invierno pasado.

El anuncio lo han realizado el delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, y la presidenta de la CHJ, María Ángeles Ureña, durante su  visita al Azud de Cullera. “Las actuaciones ascienden a 4,5 millones  de euros y serán financiadas por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, abarcando prácticamente todo el ámbito de la Comunidad Valenciana”, han manifestado.
Moragues ha subrayado el compromiso del Ejecutivo con la Comunitat Valenciana ya que "desde el primer momento, y con una importante rapidez y agilidad, se han aprobado ayudas para reparar tanto el litoral como el Dominio Público Hidráulico. Y lo más importante: no sólo se han aprobado esas ayudas sino que además se están ejecutando y a muy buen ritmo.”
Los temporales de diciembre y enero pasados ocasionaron  graves daños en cauces e infraestructuras del Dominio Público Hidráulico. Por ello, el Consejo de Ministros, el 27 de enero, aprobó la adopción de medidas urgentes para paliar los daños causados por los últimos temporales. Una de estas medidas adoptadas por la CHJ es la ejecución de obras de emergencia para reparar los daños en el dominio público hidráulico, márgenes y zonas asociadas de la Demarcación.
Las obras de emergencia consisten, principalmente, en reparación de roturas, descalces y deslizamientos, eliminación de tapones y obstrucciones, retirada de acumulaciones de arrastres, erosiones en lecho y taludes y reparación de los daños en la vegetación de ribera con caídas en el cauce y precariedad posterior, así como desbroces selectivos con eliminación de vegetación alóctona y retirada de especies invasoras, principalmente “arundo donax”, priorizando puntos con concentración de vegetación, potencialmente obstructivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario