viernes, 3 de marzo de 2017

Las escuelas de la Diputación inician los encuentros de convivencia con un proyecto de nidos para proteger aves

+ TURIA | La Escuela de Viticultura y Enología de Requena y el Centro de Nuestra Señora de la Misericordia de Valencia estrechan lazos con el proyecto ‘Nidos para Requena’, que ha trasladado a la comarca 50 cajas anidaderas
La idea surgió en la Primavera Educativa, un encuentro en el que se reunieron y convergieron diferentes sectores de la sociedad para compartir sus experiencias educativas. Allí coincidieron alumnos de distintos centros dependientes de la Diputación de Valencia, y se presentó la posibilidad de organizar más actividades que sirvieran para crear espacios comunes y de convivencia.

“Allí nos dimos cuenta de que los alumnos y profesores de las distintas escuelas no se conocían entre ellos y que era necesario favorecer actividades de encuentro”, ha señalado la diputada de Educación, Salud y Bienestar Social, Mercedes Berenguer. De esta manera nació el proyecto ‘Nidos para Requena’, una iniciativa que ha consistido en la construcción de 50 cajas anidaderas para proteger especies de aves propias de la zona, que tienen dificultades a la hora de anidar.
La propuesta ha puesto en contacto a alumnos del PFCB de Trabajos de Carpintería y Muebles, uno de los programas impartidos en el Centro de Formación Profesional Adaptada de Nª Sª de la Misericordia de Valencia, que se han encargado de construir las cajas de madera, y a estudiantes de la Escuela de Viticultura y Enología de Requena, donde se han ubicado las cajas para las aves.
“La idea es poner en valor el trabajo de las escuelas y utilizar aquello que hacen, además de consolidar vías de colaboración y la creación de espacios que faciliten la convivencia del alumnado”, comenta la diputada Mercedes Berenguer. Las cajas se han trasladado a la finca ‘El Almendro’, en la pedanía requenense de ‘El Rebollar’, donde realizan prácticas los alumnos del CFGM Técnico Medio en Trabajos Forestales y Conocimiento del Medio Natural.
Las cajas anidaderas se han construido para tres especies de aves diferentes, propias de la zona de Requena: los páridos (el Carbonero y el Herrerillo), el Cárabo común o Búho y el Autillo, y su elaboración se corresponde con los contenidos de aprendizaje del currículo de la Formación Profesional Específica de estos estudios. De esta manera se ponen en práctica todas las tareas relacionadas con el perfil específico del Programa Formativo de Trabajos de Carpintería y Muebles.
La Diputación de Valencia, a través del área de Bienestar Social y Educación, está especialmente sensibilizada con la promoción de una educación de calidad sin exclusiones y con un desarrollo sostenible y duradero, apostando por la educación ambiental como instrumento de mejora y conservación de los hábitats naturales y de la biodiversidad, como herramienta para la consecución de un entorno más sostenible.
Esta formación específica se imparte tanto en la Escuela de Viticultura y Enología de Requena como en la Escuela de Capataces Agrícolas de Catarroja. Asimismo, la Diputación cuenta con otros centros formativos y educativos, caso de Nuestra Señora de la Misericordia o el colegio público Luis Fortich. Próximamente tendrá lugar una reunión con los responsables de todos los centros educativos para avanzar en el desarrollo de nuevos proyectos, entre ellos rutas senderistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario