viernes, 31 de marzo de 2017

"Deberíamos tomarnos la política paisajística como se hace con las leyes de violencia de género"

+ TURIA | La Cátedra de Participación Ciudadana y Paisajes Valencianos de la Universitat de València ofrece una jornada explicativa y de concienciación medioambiental en Titaguas
El Centro Social de Titaguas acogió en la tarde de este jueves la jornada-taller que bajo el título 'El Paisaje Vivido' intenta acercar a la ciudadanía la labor de la Cátedra de Participación Ciudadana y Paisajes Valencianos de la Universitat de València a través de ponencias y talleres participativos.

Una veintena de personas se dieron cita en el centro de la localidad serrana para acercarse a las diferentes visiones que acerca del paisaje ofrecieron los dos ponentes de la tarde, la profesora Neus La Roca, y el técnico Vicente Collado.
La jornada contó además con la presencia de Emilio Iranzo, codirector de la cátedra universitaria, Ángel Morales, en representación del vicerrectorado de la UV, e Irene Polo como representante municipal del Ayuntamiento de Titaguas.
En sus intervenciones de bienvenida, Ángel Morales, quiso poner el acento en el esfuerzo que la Universitat está realizando para "transferir el conocimiento a la sociedad", objetivo de la Cátedra organizadora del evento, apostando, en este caso concreto por el paisaje, tanto horizontal como verticalmente (paisaje celeste) como factor influyente en la calidad de vida de las personas. "Hemos de priorizar políticas de protección".
Por su parte, Emilio Iranzo, puso de relieve el incremento en la preocupación a todos los niveles sobre la demanda de la sociedad y "la necesidad de vivir en paisajes dignos y de calidad". Trabajo que tiene ir de la mano de la "participación social y la sensibilización ciudadana para poder comprender el territorio a través de las personas". En este sentido, Iranzo explicó que el objetivo final de la Cátedra a la que representa es servir de nexo de unión entre las personas y las administraciones públicas.
"El abandono de los paisajes tiene el mismo impacto que la injerencia excesiva"
La profesora del Departamento de Geografía de la UV, Neus La Roca, fue la primera en abrir las conferencias programadas para esta jornada. Especialista en biogeografía y con un amplio bagaje profesional a sus espaldas, La Roca, ofreció a los asistentes un viaje pormenorizado sobre los paisajes vegetales del territorio valenciano, incidiendo en la especial riqueza y relevancia de los biotopos de nuestro territorio, marcadamente mediterráneos pero con numerosos matices y diferenciaciones generadas por la propia orografía de la Comunitat.
Una singularidad vegetal que hunde sus raíces hace 2 millones de año, en el Cuaternario y en la particularidad de que el territorio nunca fue ocupado por glaciares, lo que supone que la Comunitat aún pueda ofrecer "herencias vegetales de tiempos remotos que, siguiendo los criterios climáticos actuales, ya no deberían existir a nuestro alrededor". Ejemplares como los palmitos, el laurel, el alcornoque, lianas, laurisilvas… suponen la prueba de que el territorio valenciano se puede definir como un "refugio vegetal cuaternario".
Respecto a la interacción humana con el paisaje, La Roca puso el acento en la responsabilidad que los seres humanos tenemos como "gestores, conservadores y mantenedores del paisaje", no sólo en cuanto a los biotopos sobre los que vivimos, sino para el mantenimiento, en la cadena de influencia, de otros biotopos europeos e incluso africanos.
"Lo que vemos de la vida vegetal, básicamente árboles y arbustos, supone tan solo el 18% de la misma; el resto está en el suelo y ni siquiera somos conscientes de ello".
Respecto a temas de actualidad, como los incendios forestales, la profesora de la UV aclaró que "en realidad el fuego es un atajo, es algo que está en equilibrio con la esencia misma del paisaje" siendo la continuidad en los incendios y la actuación humana el factor determinante. En este sentido resaltó la importancia, sobre todo para el medio rural, de lo que calificó como "doble impacto antrópico" sobre los paisajes: el de la injerencia excesiva (ciudades) como el abandono (mundo rural y despoblación).
Por último, no quiso dejar pasar la oportunidad de mencionar el famoso "cambio climático", una evidencia que está haciendo que suban las temperaturas y desciendan las lluvias, con los cambios que ello puede producir sobre la fauna y flora de los territorios.
"El mayor problema que sufrimos es la falta de coordinación entre las diferentes administraciones y la falta de inversión en políticas paisajísticas"
A continuación, y tras algunas consideraciones del público presente, tomó la palabra Vicente Collado, Técnico de la Conselleria de Habitatge, Obras Públicas y Vertebración del Territorio de la Generalitat Valenciana, que con un en ocasiones marcado tono crítico, acercó a los participantes del foro la normativa y legislación que protege los paisajes en la Comunitat Valenciana.
"En estos momentos toda actuación está regulada. Existe una política de paisaje muy concreta desde el año 2004 y una Ley de Protección Medioambiental muy estricta".
Collado hizo especial hincapié en la realidad integral del paisaje. "Paisaje son los montes y los ríos pero también las ciudades. El concepto de paisaje depende de la percepción de la población".
El técnico de la Conselleria puso el acento además en la falta de trabajos silvícolas, alabando la labor de los técnicos forestales pero no así la inversión que se recibe para llevar a cabo estas importantes labores.
En este sentido, Collado fue especialmente crítico con la falta de coordinación entre las autoridades autonómicas y municipales, y las diferentes competencias de cada una de ellas, que finalmente, y ante la falta de inversión, "no hay dinero para una mínima gestión", acaba en un vacío legal y de acción sobre los territorios.
"La Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana tiene como objetivo el proteger y poner en valor los paisajes más valiosos, salvaguardarlos en la planificación territorial y urbanística, coordinar las actuaciones de las administraciones"
"Deberíamos tomarnos la política paisajística como se hace con la violencia de género, en la que se actúa de manera inmediata para evitar consecuencias graves debido a la parálisis de las administraciones".
Con todo ello, Collado hizo un repaso por todos los criterios legales de aplicación inmediata de las leyes actuales, que dictan el respecto de las nuevas construcciones sobre los elementos culturales, topografía, vegetación… "Se podría denunciar una granja que no se haya integrado correctamente en el paisaje o un edificio que impida la visibilidad del mismo".
Ante esto, el técnico aclaró que en estos momentos son 2 personas (él y un compañero) los que trabajan en estos trámites en todo el territorio de la Comunitat con un ingente trabajo de estudios de paisaje, de integración, programas, catálogos… "Eso sí, quiero dejar claro que nosotros no decimos 'no', decimos 'cómo' "
"Y siempre tenemos en cuenta, en lugares rurales como en los que nos encontramos, la realidad de las personas por delante del paisaje. Si alguien quiere montar un taller mecánico en una parcela familiar que presenta problemas de integración… ¿a quién hago caso: al mecánico o al paisaje? Las personas siempre estarán por delante y solo hay que buscar el modo de conciliar sus proyectos con las leyes".
Taller participativo
Para finalizar la jornada, y acercarla a la realidad de la zona, el encuentro tuvo una propuesta participativa, como fue un taller en el que los participantes pudieron expresar sus opiniones sobre un plano cartográfico sobre algún pueblo de la zona, destacando los que a su juicio pudieran ser paisajes destacados y otros marcados como "dolientes" o con impactos negativos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario