viernes, 3 de febrero de 2017

Benaguasil inaugura las jornadas sobre seguridad en el campo y comercialización

+ TURIA | El subdelegado de gobierno insiste en la necesidad de reforzar la seguridad de los productos agrarios mediante la actuación policial
El subdelegado del Gobierno en Valencia, Juan Carlos Valderrama, ha inaugurado junto con el alcalde de Benaguasil, José Joaquín Segarra, y el coronel de la Guardia Civil, Ángel Gil, las II Jornada de Formación: Seguridad en el campo y Comercialización.

Un ciclo de jornadas, tal como informa EL PERIÓDICO DE AQUÍ, que cuenta con la acogida del público asistente, así como con el respaldo y colaboración de Cooperatives Agro-alimentàries, de la Generalitat Valenciana y de la Guardia Civil.
El objetivo de las jornadas, ha afirmado Valderrama, es “el reforzamiento de la seguridad en toda la trazabilidad del producto mediante la actuación policial en coordinación con otros cuerpos administrativos, así como minimizar la sensación de impunidad ante los actos delictivos”. En este sentido, ha hecho subrayado que “las operaciones conjuntas entre diferentes administraciones y departamentos, nos están permitiendo la desarticulación de bandas o grupos de delincuentes”.
La jornada que ha contado con la participación de más de 80 representantes de entidades locales, Cuerpos de Policía Local, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Unidad Adscrita de la Policía Nacional a la Comunitat Valenciana, se ha centrado en la detección de productos robados y el análisis de toda la trazabilidad del producto con el fin de prevenir posibles delitos.En este sentido, el subdelegado ha señalado que “no podemos olvidar que son los lugares de recepción de los productos los primeros destinos, dónde debemos buscar el inicio del esclarecimiento de los delitos”.
En cuanto a la mejora de las herramientas destinadas a la lucha contra los delitos en el campo, se ha destacado la importancia de las nuevas sanciones introducidas por el Código Penal, que refuerzan los delitos en el ámbito agrícola. Así en el caso de los delitos de receptación o compra de bienes robados que se agravan con una pena de uno a tres años de prisión. El subdelegado ha destacado que, según se desprende de las cifras de la Compañía de Lliria de la Guardia Civil, “el número de detenidos por robos en el campo se ha incrementado en más del 150% en su área competencial, datos que muestran no solo el esfuerzo que se está haciendo, sino también una realidad que se da en el resto de la provincia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario