viernes, 13 de enero de 2017

La CHJ implantará el "proyecto Prometeo" en los embalses de Benagéber, Buseo y Loriguilla

+ TURIA | Se realizarán calibraciones periódicas sobre el estado ecológico de las aguas hasta diciembre de 2018
La Universidad de Valencia, a través del Laboratorio de Observación de la Tierra, el Grupo de Limnología del Instituto Cavanilles de la Biodiversidad y el Departamento de Geografía está liderando el Proyecto Prometeo 2016/032: “Seguimiento del estado ecológico de aguas continentales y costeras con los nuevos satélites de observación de la tierra” con el objetivo de desarrollar, calibrar y validar algoritmos basados en modelos físicos que permitan, a partir de imágenes satelitales, obtener mapas de variables clave en los ecosistemas acuáticos como la concentración de clorofila-a, la transparencia del agua, los sólidos en suspensión y el contenido de materia orgánica disuelta.

Las masas de agua elegidas para hacer las calibraciones son los embalses de Benagéber, Contreras, Bellús, Beniarrés, Arenós, Buseo, Loriguilla y Tous, además de la Albufera de Valencia. Está previsto que se muestreen cuatro o cinco veces al año entre diciembre de 2016 y diciembre de 2018.
La Confederación Hidrográfica del Júcar participa en este proyecto como Ente Promotor Observador, es decir como entidad que apoya el proyecto porque está interesada en los resultados de la investigación. La Confederación intervendrá aportando datos históricos de calidad de las masas de agua que participan en el proyecto y facilitando las actividades de navegación y muestreos.
El Programa Prometeo  tiene como objetivo la concesión de ayudas para identificar y respaldar a grupos de I+D de excelencia de la Comunitat Valenciana, potenciar su proyección internacional y la transferencia de conocimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario