miércoles, 25 de enero de 2017

El Consell trabaja en la valoración de las ofertas para el nuevo plan de Residencias de la Tercera Edad

+ TURIA | El objetivo entre otros es el de reordenar y reagrupar a los residentes lo más cerca de sus municipios
Un total de 43 empresas han presentado su oferta para optar a la licitación del Consell de 3.300 plazas en residencias para mayores entre las que se encuentran los centros residenciales de las comarcas del Camp de Túria, La Serranía y el Rincón de Ademuz.

Así lo informa el digital VALENCIA PLAZA sobre fuentes de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, quiénes han asegurado que actualmente se están revisando las propuestas que han sido puestas sobre la mesa para optar a 13 lotes por agrupaciones de comarcas. La división se realizó con oscilaciones de plazas que van de 90 a 130, en función de las necesidades poblaciones.
Con estos lotes se dará atención, junto a otras 30 demarcaciones, a las comarcas del Rincón de Ademuz, La Serranía y Camp de Túria, con el objetivo, entre otros, de reordenar y reagrupar a los residentes lo más cerca de sus municipios. El presupuesto para el contrato de tres años asciende a 188,8 millones de euros. Con la prórroga de otros 3 años, el valor total es de 379.7 millones.
El concurso estaba abierto a todas las empresas, con la incorporación de las cláusulas sociales, cláusulas antimonopolio, y primando la calidad del servicio frente al precio del mismo. El contrato será para un periodo de tres años prorrogables a otros tres, y por un importe estimado que asciende a los 379.739.225 euros. El plazo para presentar las ofertas finalizaba el 4 de enero.
Entre los aspectos que se tienen en cuenta para la adjudicación del concurso se encuentra la proposición económica con el precio/plaza/día ofertado por los licitadores, que se valora hasta 35 puntos. También, la calidad del servicio, las características del edificio y la oferta de una serie de servicios adicionales al pliego y opcionales para los usuarios se valorará hasta un 65%.
Respecto a las cláusulas sociales, se intenta promover la estabilidad de la ocupación, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y la integración social de los colectivos más desfavorecidos. A las 3.300 plazas concertadas se podrá derivar a personas mayores dependientes a las que se les proponga el ingreso en un centro residencial, como recurso idóneo o como recurso disponible, en su Plan Individual de Atención (PIA), así como a aquellas personas no dependientes que tengan una necesidad social y se establezca dicho ingreso mediante resolución de la Dirección Territorial de Igualdad y Políticas Inclusivas correspondiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario