lunes, 12 de diciembre de 2016

Las cenizas de una estufa provocan el incendio de un contenedor en La Yesa

+ TURIA | El Ayuntamiento de la localidad serrana vuelve a advertir de la obligatoriedad de comprobar que las brasas "estén totalmente apagadas"
Podría decirse aquello de "Si antes lo decimos, antes ocurre". El pasado 21 de noviembre nos hacíamos eco desde estas páginas del llamamiento lanzado desde el Ayuntamiento de Requena para concienciar a los vecinos de no arrojar a los contenedores de basura restos de cenizas y brasas de las chimeneas, braseros y estufas hasta no estar totalmente seguros de que estaban apagados.
Aquella voz de alerta se dio tras los sucesos acaecidos en la ciudad en las últimas semanas, cuando varios contenedores ardieron debido a esta negligencia provocando además otros riesgos, como los que corren los gestores de los residuos urbanos que vieron como ardía la carga tras depositar algunos de estos contenedores en el camión de basura.

Un hecho que es ya "todo un clásico" del invierno en la comarca, y para muestra lo sucedido esta misma noche en la localidad de La Yesa, donde ha vuelto a arder un contenedor por una imprudencia similar.
Tal como informa el propio Ayuntamiento yesano, las llamas han tenido lugar en el contenedor de basura situado a la entrada del pueblo desde Valencia. Desde el consistorio han querido advertir nuevamente de que está totalmente prohibido arrojar restos de cenizas en los mismos sin haber comprobado que están totalmente apagadas.
"Un descuido así puede tener consecuencias muy graves".
En esta ocasión, las llamas "solo" han afectado al propio contenedor y a algunos enseres que se encontraban junto a él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario