viernes, 11 de noviembre de 2016

Hallan a un indigente que llevaba un mes muerto en unas trincheras de Riba-roja

+ TURIA | Fue encontrado este lunes en una de las cuevas del Centro de Resistencia Vallesa de Mandor
Vicente, un indigente de 83 años que llevaba media vida viviendo entre trincheras, pernoctando en las zanjas defensivas de la Guerra Civil en Riba-roja, fue encontrado muerto el pasado lunes por la mañana en una de las cuevas del Centro de Resistencia Vallesa de Mandor, perteneciente a la Línea de Defensa Inmediata a Valencia.

Tal como informa el diario LEVANTE-EMV, su cadáver, en estado de esqueletización, no presentaba signos aparentes de violencia, por lo que todo hace indicar que se trate de una muerte natural, aunque dado su estado, para conocer el resultado definitivo de la autopsia habrá que esperar.
Al parecer, el octogenario podría llevar cerca de un mes muerto, según el proceso cadavérico en el que fue encontrado. De hecho, los agentes de la Policía Local de Riba-roja que lo encontraron comprobaron que el fallecido era ya apenas huesos y ropa. Los servicios sociales del consistorio de Riba-roja llevaban tiempo interesados por su situación y periódicamente le llevaban comida y le ofrecían ayuda y asistencia, según apuntaron fuentes municipales. No obstante, Vicente siempre rehusaba dichos ofrecimientos y durante los cerca de 40 años que llevaba viviendo en la zona jamás quiso ser acogido en un centro social o albergue.
Vicente había convertido estos antiguos pasadizos militares bajo tierra en su hogar, como así lo demuestran los numerosos enseres encontrados en varias de las cuevas a lo largo del recorrido de trincheras. Así, era difícil incluso para los servicios sociales localizarlo dado que se movía continuamente de una estructura defensiva a la otra, siendo muchas de ellas zonas de difícil acceso. LEER CRÓNICA COMPLETA
Por su parte, desde la Coordinadora en Defensa de los Bosques del Túria, han manifestado que desde hace varias décadas, se había denunciado a la Conselleria de Medio Ambiente, "la existencia de Vicente, que además sufría el síndrome de Diógenes y acumulaba una cantidad de desechos urbanos, las cuales continúan sin ser retiradas". Las fotografías de la noticia corresponden a sus "residencias de verano y de invierno".

No hay comentarios:

Publicar un comentario