sábado, 17 de septiembre de 2016

Riba-roja subvenciona a los parados que se den de alta como autónomos

+ TURIA | El ayuntamiento destina 22.000 euros a un programa de autoempleo, un máximo de 550 euros para los desempleados que creen su propia empresa
El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado la convocatoria de ayudas municipales para la creación de empresas durante este año con subvenciones económicas de 550 euros como máximo por cada autónomo que se dé de alta en la seguridad social con el objetivo de dinamizar la pequeña y mediana empresa y el comercio tradicional. Esta iniciativa cuenta con una inversión total de 22.000 euros.
Las ayudas se extienden a los autónomos individuales, los autónomos colaboradores y aquellos autónomos integrados en una sociedad civil, comunidad de bienes o mercantil donde el 51% de las participaciones sociales de la empresa quedan constituidas por autónomos y hayan causado alta inicial durante el ejercicio de 2016 en el régimen especial de trabajadores autónomos y trabajadores de la economía social, es decir, aquellas integradas por las sociedades laborales y las cooperativas.
La iniciativa del actual equipo de gobierno de Riba-roja se engloba en el programa municipal "Riba-emprén" que se ha puesto en marcha este año con la premisa fundamental de ayudar a la creación de puestos de trabajo mediante las fórmulas de auto-empleo que se vislumbra como uno de los métodos más factibles para intentar rebajar la tasa de paro que azota actualmente al municipio.
Las ayudas económicas que concede el Ayuntamiento de Riba-roja serán a fondo perdido para los beneficiarios que opten por conseguir un empleo como autónomos emprendedores, ya que durante su primer año sólo tendrán que desembolsar 550 euros como máximo sobre un total de 1.100 euros -incluidas las ayudas estatales- mientras que los restantes 550 euros los aportan las arcas municipales. El consistorio ha dispuesto, además, un punto de atención al emprendedor (PAE) en el que los interesados pueden recibir todo tipo de información, asesoramiento y realización de trámites administrativos de forma completamente gratuita para poner en marcha su proyecto empresarial.
El objetivo del departamento de Fomento Económico es dotar a los parados de Riba-roja de todos los instrumentos posibles que ayuden a reducir la tasa de paro que sufre la población actualmente. De hecho, entre agosto del pasado año y del año 2016 la tasa de paro en Riba-roja se ha reducido en un total de 206 personas al pasar de 2.072 a 1.866 parados, de los que 1.063 son mujeres y 803 son hombres desempleados. La disminución del nivel de paro ha alcanzado el 10% en el citado periodo de tiempo.
El concejal de Fomento Económico y Comercio, Rafa Folgado, ha subrayado "la labor incansable y el enorme esfuerzo que todos empleados públicos de este departamento estamos realizando con el único objetivo de rebajar la tasa de paro que azota a Riba-roja y con ese ánimo hemos puesto en marcha numerosos planes e iniciativas municipales; por ello, cualquier descenso del nivel de paro es esperanzador y positivo pero las cifras son todavía preocupantes y por este motivo estamos más motivados para continuar en la misma línea".
Folgado ha añadido que el colectivo de los autónomos "es muy especial por sus propias características históricas y, por ello, uno de los más olvidados por las administraciones, sin embargo, en Riba-roja pensamos que el apoyo a las iniciativas individuales puede ser una opción factible que ayude a potenciar el tejido empresarial, sobre todo durante el primer año de vida de una empresa que es el periodo en el que se presentan más problemas para los emprendedores".
El gobierno municipal ha recordado que el presupuesto económico de 2016 aprobado por el consistorio ha fijado en 746.000 euros la partida destinada a la creación de empleo y formación entre los parados, además de atender a los colectivos sociales más desfavorecidos por las políticas de los últimos años.
Además, se han puesto en marcha 5 bolsas de trabajo destinadas a conserjes, operarios de servicios múltiples, conductor de obras, peón de jardinería y, por último, oficial de albañilería, para las que se han presentado 220 aspirantes. Las tasas para optar a las mismas se han rebajado, en mayo pasado, una media del 50% para que los interesados no desembolsen las cantidades que venían realizando hasta ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario