miércoles, 20 de julio de 2016

"La Noche de las Velas es el éxito del trabajo y colaboración de los vecinos de Titaguas"

+ TURIA | Entrevista a Ramiro Rivera, alcalde de la localidad de la Serranía. "Invitamos a todo el mundo a disfrutar de una noche llena de magia y encanto el próximo 30 de julio"

Cuando quedan apenas 10 días para una de las noches más mágicas del año en la Serranía valenciana, nos acercamos hoy hasta la localidad de Titaguas, encargada de encender la magia el próximo 30 de julio en una nueva edición de la Noche de las Velas que prevé batir todos los récords. Ramiro Rivera Gracia es alcalde de Titaguas desde hace 17 años y uno de los principales impulsores de este evento que, cada verano desde 2013, "saca a la luz" lo mejor de este pequeño municipio serrano.
¿Cómo surgió la idea de organizar esta Noche de las Velas?
La crisis económica que hemos padecido y aún padecemos, ha obligado a los pueblos pequeños como es el caso de Titaguas a reinventarse. El objetivo era crear un evento novedoso y atractivo, que diera a conocer el pueblo con el mínimo coste posible tanto para la organización como para los visitantes.
Amelia Chavarría, antigua concejal del Ayuntamiento, fue la que propuso crear esta Noche de las Velas, tomando como modelo el evento similar que organizan en la localidad segoviana de Pedraza. Y así lo hicimos en aquella primera edición de 2013 bajo la premisa de crear un evento muy atractivo, gestionable con los recursos que tenemos y que suponga un impulso en todos los sentidos para Titaguas.
¿Qué novedades presenta la Noche de las Velas de este año?
En lo que a la propia actividad nocturna se refiere, hemos comprado 1.000 velas más. Habrá 15.000 luces alumbrando la noche del 30 de julio y hemos ampliado en una pequeña parte la zona iluminada. Además habrá servicios públicos, zona de comida, las asociaciones locales venderán bocadillos y este año habrá dos puestos más de comida. En cuanto a las actividades diurnas gratuitas vinculadas a esta noche,  habrá actividades repetidas y otras nuevas. Kangoo Jumps, paseos a caballo, observaciones con telescopios, lindy hop, una cata de vino… pero se prestará además especial atención a un acontecimiento que los titagüeños tenemos marcado en rojo en la agenda desde hace tiempo.
En septiembre celebraremos nuestras Fiestas Gordas, que se ofrecen cada siete años, y entre las tradiciones de esta festividad destaca el baile de la mojiganga, que solo se exhibe en las Fiestas Gordas o en algún acontecimiento de primer orden. Como novedad el próximo 30 de julio ofreceremos un taller de mojiganga para acercar esta tradición al gran público, habilitando un espacio para explicar su técnica, vestimenta, música…
Ramiro Rivera, alcalde de Titaguas
¿Cuántos visitantes han pasado por estas Noches de las Velas?
El primer año, en 2013, se calculó la presencia de unas 3.000 personas. El año pasado superamos los 5.000 visitantes. Y este año se prevé batir récords. La ocupación en los alojamientos de la localidad es casi completa a día de hoy y ya sólo queda, en el propio pueblo, la zona de acampada en la carretera de Aras.
Hay que tener en cuenta que Titaguas es un municipio con 500 habitantes y en una sola noche esa cifra se multiplica por 10.
¿Cómo valoras la participación del pueblo?
Uno de los pilares de confianza al iniciar este proyecto fue que estábamos convencidos de que el pueblo, los vecinos, nos apoyarían y colaborarían en llevarlo a cabo. Y así ha sido. Desde el Ayuntamiento no podemos tener sino palabras de profundo agradecimiento hacia todos los titagüeños.
Sin la gente sería imposible organizar un evento como este. Desde la colocación de 15.000 velas a la búsqueda de grupos de música que toquen esa noche de manera gratuita en los mini-conciertos que se ofrecen. Cada calle, cada zona, diseña su propio dibujo y coloca sus velas. Agrupaciones locales ayudan a organizar las actividades diurnas. Sin olvidar de recoger todo al día siguiente.
La Noche de las Velas es, fundamentalmente, el éxito del trabajo y colaboración de los vecinos de Titaguas y para nosotros es un orgullo contar con todos ellos.
¿Qué se hace luego con las velas?
En años anteriores se ha intentado reciclarlas. Un amplio grupo de mujeres de la localidad ofreció a lo largo del año un taller de reciclaje de velas e incluso en la edición de 2015 la mitad de las velas de esta noche eran recicladas pero no funcionó como hubiéramos deseado, ya que las velas recicladas habían perdido propiedades y costaba encenderlas.
Este año la idea es similar pero con otra finalidad. Se va a llevar a cabo un taller de reciclaje pero no para volver a usar las velas sino para venderlas como esencia a modo de recuerdo de esta noche mágica.
¿Qué dirías al turista para que el próximo 30 de julio se acerque a Titaguas?
La verdad es que una noche especial, tanto para los que residimos en el pueblo como para los que vienen de fuera. Se crea una atmósfera especial, mágica, de paz, silencio… es una experiencia única, con encanto y en un entorno rural privilegiado.
Desde el Ayuntamiento de Titaguas invitamos a todos nuestros vecinos comarcales, visitantes, turistas… a venir el 30 de julio a disfrutar de todas las actividades y a compartir con nosotros, al caer la noche, un momento especial en la Serranía valenciana.





¿TE GUSTA?

No hay comentarios:

Publicar un comentario