jueves, 7 de julio de 2016

La Generalitat da "prioridad medioambiental" al mantenimiento del cortafuegos Chelva-Requena

+ TURIA | La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural desglosa en Les Corts las próximas inversiones en la provincia
"Eso que ustedes llaman suciedad es el bosque, no hay que limpiar el monte, sino ordenar los recursos forestales y los ecosistemas para que sean viables y resistentes al fuego", así ha respondido la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, a los reproches del Grupo Parlamentario Popular en Corts Valencianes sobre actuaciones en infraestructuras forestales. Fotografía : Pablo Once Blog
Los gobiernos precedentes planificaron 11.000 km. lineales de cortafuegos ha denunciado Cebrián, que ha sugerido multiplicar por 27 metros de ancho para valorar la superficie deforestable, y un coste de 120 millones de euros. "Son planes inviables, como tantas cosas que nos han dejado en la consellería", ha acusado la titular de Medio Ambiente, "solo les interesaban obras y maquinaria en el monte".
"Queremos reconducir las prioridades en infraestructuras de prevención hacia la actuaciones en depósitos de agua y caminos forestales", ha anunciado. "Actualmente, están en tramitación, ha explicado Cebrián, las obras relativas a depósitos de agua en Vall de Gallinera, Requena y Montán, así como el arreglo de distintos caminos y accesos a observatorios". También están en fases de redacción, supervisión o contratación las propuestas de mantenimiento de áreas cortafuegos Chelva-Requena, la revisión de pararrayos, el observatorio del puntal de Besori y la adquisición de emisoras.
Por otra parte, están en ejecución los proyectos plurianuales de mantenimiento de infraestructuras de prevención que estaban previstos en la planificación anterior. En concreto, el mantenimiento de infraestructuras en Altea, Sant Mateu, Segorbe, Alcoi, Crevillent, Chelva, Requena, Xàtiva y Polinyà de Xúquer, así como en la ejecución de áreas cortafuego como las de Ayora (390 has.) en la provincia de Valencia y otras en las de Castellón (13,1 km) y Alicante (21,2 km).
Entre los criterios de prevención ha subrayado también el refuerzo de la vigilancia preventiva y de la capacidad sancionadora; un cambio de paradigma en la gestión forestal hacia la recuperación de ecosistemas y paisajes, basado en discontinuidades, especies autóctonas y combinación con campos de cultivo conducente a aumentar la resistencia y resiliencia de los bosques en caso de incendio, a evitar la propagación del fuego y reducir su peligrosidad.
Finalmente, junto con la Confederación Hidrográfica del Júcar la conselleria ha iniciado un proyecto para la eliminación de cañas en cauces en zonas con mayor riesgo de incendios y de restauración de hábitats de ribera que puedan actuar como cortafuegos naturales. "Todo lo que invirtamos en prevención, será un ahorro en extinción" y contribuirá a "conservar los valores ecosistémicos de nuestra superficie forestal".




¿TE GUSTA?

No hay comentarios:

Publicar un comentario