miércoles, 13 de julio de 2016

"En un primer momento no me di cuenta de que me había dado un puntazo"

+ TURIA | El chelvano Alejandro Rández evoluciona favorablemente de su percance en el encierro de Pamplona del pasado domingo
“Fue justo en el último tramo, en el punto en el que se acaban los adoquines del callejón y comienza la arena de la plaza. Ahí me pilló el toro”, recuerda al diario NOTICIAS DE NAVARRA Alejandro Rández Monteagudo, aún dolorido por el encuentro que mantuvo el pasado día 10 con Joya, uno de los morlacos de la ganadería Pedraza de Yeltes. Ahora, el joven se recupera en la cama del Hospital Virgen del Camino en Pamplona.
'Harold', como se le conoce cariñosamente en Chelva, lleva 'los toros en la sangre'; no en vano, es presidente de la Nueva Peña Taurina de Chelva, uno de los principales promotores de los eventos taurinos en la localidad serrana, que el domingo se levantaba con el sobresalto y la inquietud al saber que uno de los suyos había sido protagonista del encierro matinal en tierras navarras. Las primeras noticias, que apuntaban a un pronóstico grave, no hicieron más que ahondar la inquietud hasta que poco a poco, con el paso de las horas y las novedades, amigos, vecinos y conocidos se fueron tranquilizando.
 “Yo estoy bien, pero aún no sé cuando me darán el alta”, apunta el chelvano de 29 años y corredor habitual de los encierros de San Fermín. Según el parte médico del Servicio Navarro de Salud, el joven sufrió una “herida en scalp en axila y fractura de pilón tibial”. “No es una cornada, es un puntazo. Antes lo he revisado yo mismo y está bien. Es una herida superficial”, asegura Rández, que se muestra más preocupado por la fractura. “En un primer momento yo no me di cuenta de que me había dado. Fue al ver a los de Cruz Roja presionándome en la axila cuando me percaté de que tenía una herida. A mí me dolía el tobillo”, afirma el corredor.
"Correr delante de los toros lo llevo en la sangre"
A pesar de que “este es el percance más grave que he sufrido hasta el momento”, Rández asegura que “volveré a correr”. “Correr delante de los toros es algo que llevo en la sangre. Es algo que los valencianos llevamos en el ADN, como la paella o las naranjas”, comenta el presidente de la Nueva Peña Taurina de Chelva con seguridad. LEER ENTREVISTA COMPLETA 




¿TE GUSTA?

No hay comentarios:

Publicar un comentario