lunes, 13 de junio de 2016

Miles de personas enmarcan el éxito de una nueva edición de la Iberfesta

+ TURIA | Olocau disfruta de un multitudinario fin de semana que lo afianza como gran destino turístico de interior en la provincia
Miles de personas han pasado este fin de semana por las calles y rincones de Olocau, convertido durante dos días en la capital íbera de la provincia. La Iberfesta o Feria de los Íberos no defraudó en esta nueva edición que ha batido todos los récords tanto de expositores, con cerca de medio centenar de stands que pusieron color a la Calle Mayor, como de público, que ha respondido de forma muy positiva a todas las actividades propuestas por la organización.
Una fiesta lúdica y didáctica que tiene en el Puntal dels Llops su 'leiv motiv', atalaya íbera de más de dos milenios de antigüedad, y en honor a sus legendarios habitantes cada año se elige un tema para el que vecinos de la localidad ponen su empeño y saber en recreaciones que trasladan al visitante a una época ya perdida pero no olvidada.
En esta ocasión, y tras el entierro del guerrero Nauiba celebrado el pasado año, ha tocado turno de emociones positivas con la recreación de una boda íbera que a lo largo del fin de semana ha llenado de alegría las calles de la localidad. En la mañana del domingo, y tras los votos matrimoniales pactados en la noche previa, llegó el turno para la fiesta, con el desfile de los novios, familia y cohorte, y el banquete nupcial, en el que se han desarrollado algunos ritos relacionados con la unión tribal y la fertilidad, como la entrega de manzanilla, libaciones y reparto de alimentos.
La boda íbera ha enmarcado los actos de todo el fin de semana en el que Olocau ha sido anfitrión de la conocida como Ruta dels Íbers, algunos de cuyos municipios que atesoran yacimientos de esta época han llevado hasta la Sierra Calderona su oferta turística, caso de Llíria, Moixent, Caudete de las Fuentes, Camporrobles o Villar del Arzobispo.
Además para los más pequeños la Casa de la Senyoria se ha convertido en el mejor escenario para acoger diversos talleres, también por supuesto relacionados con el mundo íbero, como los talleres de cerámica o los de miel.
En resumen, un fin de semana completo que afianza a Olocau como un destino turístico de interior de primer orden y que tendrá su continuidad tanto el año próximo con una nueva edición de la Iberfesta como en próximas semanas con la celebración de unas Jornadas Internacionales Íberas, tal como adelantó Antonio Ropero, alcalde de Olocau, a esta plataforma.




¿TE GUSTA?

No hay comentarios:

Publicar un comentario